La historia de Marchamalo sale a la calle

Se han instalado una decena de paneles informativos en los principales edificios de la localidad, la mayoría en el casco antiguo, con el fin de dar a conocer la historia del municipio a pie de calle, "para entender de dónde venimos y los rasgos que nos definen", ha señalado el alcalde, Rafael Esteban.


El alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, el concejal de Patrimonio, Carlos Paulos Rey y el Cronista Oficial de la localidad, Juan Enrique Ablanque, han presentado este martes la nueva señalización patrimonial que ya está instalada junto a los principales edificios y elementos históricos que se conservan en el municipio. La parte más significativa de ellos está ubicada en torno a la Plaza Mayor (la Iglesia, el Ayuntamiento o el Palacio de los Ramírez de Arellano), pero también fuera del casco antiguo. 

En estos paneles informativos se hace una recopilación del origen, recorrido histórico y rasgos distintivos de cada uno de los edificios destacados, haciendo también referencia a determinados hitos destacados de la historia del municipio, como la condición del Palacio de los Ramírez de Arellano como cuartel general del entonces aspirante al trono, Felipe de Borbón, durante la Guerra de Sucesión. En 1706, el que después sería Rey de España, se acuarteló en Marchamalo durante el asedio a Guadalajara, controlada entonces por las tropas austracistas.

Este es un proyecto que llevábamos tiempo queriendo hacer realidad, puesto que la divulgación de nuestra historia debe ser una parte fundamental en la formación de la identidad cultural de los marchamaleros. Empezamos hace años con la edición de un libro de 'Historia de Marchamalo' que, gracias al enorme esfuerzo de Juan Enrique, es una joya para entender de dónde venimos y cuáles son los rasgos que nos definen; después, dimos un paso más volcando gran parte de esa información en un amplio apartado de nuestra página web, y ahora lo culminamos llevando un resumen de todo ello a la calle, para que esté al alcance de cualquiera”, ha resumido Esteban.

Reproducciones en cartón pluma

Con la inversión, que no supera los 1.400 euros, se han instalado una decena de paneles informativos, dos en distintos puntos del Canal del Henares -coincidiendo con el 150 aniversario del inicio de su construcción-, y un panel por cada edificio de interés histórico catalogado en el municipio (la Iglesia de la Santa Cruz, el Palacio de Ramírez de Arellano, el Palacio de Zúñiga y Valdés, el Ayuntamiento, la Ermita de la Virgen de la Soledad y la Picota), además de otras dos placas informativas, una dentro del Centro Social, donde se conserva un escudo heráldico en piedra de la familia De la Torre, y otra más en el Ateneo Arriaca, donde hace unos años se colocó una lápida de talla romana encontrada en el paraje del Tesoro y que un vecino entregó al municipio.

Además, también se han hecho reproducciones en cartón pluma de cada una de ellas como obsequio a cada uno de los centros educativos de la localidad, que fueron entregadas tras la celebración del Consejo Escolar Local de la pasada semana. “Los centros educativos son la piedra angular del desarrollo intelectual de los futuros vecinos de Marchamalo, y por eso en nuestra vinculación con ellos, siempre estrecha, hemos querido hacerles partícipes de este proyecto de divulgación histórica y puesta en valor de nuestro patrimonio, que solo es el comienzo de otros que están ya en camino”, ha señalado Paulos, también edil de Educación.

Un libro y Arriaca

En este sentido, Paulos ha avanzado que desde el Ayuntamiento se trabaja en una segunda edición del libro de Ablanque, 'Noticias, documentos y hallazgos para la Historia de Marchamalo', cuya primera edición lleva agotada varios años y sigue suscitando demanda, así como en otros proyectos de mayor calado, como la consolidación del Rollo Jurisdiccional de Marchamalo o el requerimiento insistente a la Consejería de Cultura para que se avance y vigile en la excavación de una parte de los terrenos del Tesoro, situada en un extremo de la futura Ciudad del Transporte, como más que probable enclave de la mítica mansión romana de Arriaca.  

En la recopilación de las evidencias obtenidas a lo largo de la historia reciente está trabajando ya el Cronista, quién defiende este emplazamiento como el de Arriaca “no solo con el peso de los testimonios de los hallazgos del pasado en la zona, sino con la realidad de los obtenidos de forma más reciente, de inequívoca procedencia romana, y con la evidencia científica de los estudios realizados durante el último siglo por los historiadores que han intentado buscar información, datos y evidencias allí”.

Artículos Relacionados