El Museo recuerda el bombardeo del Infantado

La aviación rebelde bombardeó y destruyó casi por completo el Palacio del Infantado en diciembre de 1936. • El suceso centrará el interés del Museo de Guadalajara entre febrero y abril con dos conferencias y la proyección de un documental.


El 6 de diciembre de 1936 la aviación franquista bombardeó y destruyó casi por completo el Palacio del Infantado, un siniestro del que se acaban de cumplir 80 años y que centrará el interés del Museo de Guadalajara entre febrero y abril con tres conferencias y el programa 'Pieza destacada', una iniciativa de difusión del Museo con el que se pretende incorporar una nueva oferta al panorama cultural provincial, proporcionando al visitante un conocimiento más detallado de sus colecciones.

Desde la apertura de la exposición permanente 'El Palacio del Infantado. Los Mendoza y el poder en Castilla' en las Salas del Duque, el Museo ha consolidado su interacción con el edificio que le sirve de sede, y lo ha convertido en objeto de exposición con el fin de conservar, divulgar y transmitir su valor.

Durante estos meses, el visitante podrá tener una información más profunda sobre aspectos de la historia del Palacio, que se encuentra en la Lista Indicativa de la Unesco para ser Patrimonio Mundial, y también detalles de su evolución. El objetivo es que se tenga un conocimiento más completo de este edificio único, comenzando por la destrucción que originó su actual aspecto. A juicio del historiador y experto en Patrimonio, Pedro José Pradillo, que ha elaborado el Libro Blanco de la candidatura a la Unesco, el edificio, “creado por un genio llamado Juan Guas que en aquel momento gozaba de su mayor esplendor profesional”, destaca por su “singularidad”. Lo dijo en una conferencia impartida en noviembre de 2014 en el propio Palacio, donde defendió las razones de la “universalidad” de este edificio “paradigmático, ejemplo y modelo de la arquitectura hispánica”, que se importó y que consiguió “conciliar ideas arquitectónicas dispares”.

La aviación fascista asestó un golpe sobre la población civil bombardeando el principal símbolo de la ciudad, el Palacio del Infantado, en un intento de amedrantar a sus ciudadanos. Su destrucción y posterior rehabilitación, emprendida casi 30 años después de este suceso, marcan una nueva etapa en el uso del edificio, que pasó a ser público a partir de su reinauguración en 1973. 

Conferencias y un documental para entender la historia

Varias conferencias e imágenes cinematográficas de la época ayudarán a contextualizar la destrucción y rehabilitación del que hoy continúa siendo el edificio más emblemático de Guadalajara.

» Abrirá el ciclo de conferencias el 8 de febrero (19,30 horas) el historiador y profesor de la Universidad Julián de la Fuente, que presentará el audiovisual 'El Palacio bombardeado', de 5' 19”. El documental, producido por el Museo de Guadalajara, reconstruye, a partir de documentos audiovisuales históricos, el bombardeo que sufrió el Palacio del Infantado de Guadalajara por parte de la aviación franquista el 6 de diciembre de 1936, durante la Guerra Civil Española.

Tras su proyección, se explicará el proceso de producción de este audiovisual: desde las labores de documentación y recopilación de materiales históricos hasta el proceso de guion y postproducción cinematográfica. Además, se proyectarán los documentos audiovisuales originales. El film se ha montado con imágenes tomadas por los equipos de la CNT/ FAI y el del soviético O. Podgorieskaia. Se han utilizado, además, imágenes del Archivo José Reyes y del Archivo Tomás Camarillo (Cefihgu), el Archivo General de la Administración, el Archivo Histórico de la FAI y la Filmoteca Española.

El audiovisual se proyectará de forma continua en horario de visita pública hasta la finalización del programa 'La pieza destacada' hasta el mes de abril.

» El historiador Juan Pablo Calero Delso, de la Universidad de Castilla-La Mancha, impartirá el 16 de febrero la conferencia 'Guadalajara en Guerra: el caso del Palacio del Infantado'. Calero Delso pondrá el acento en la importancia del Infantado como edificio más representativo de la ciudad y en varias ocasiones, centro político y social de sus vecinos, que durante el siglo XIX y el primer tercio del siglo XX, adquirió nuevos significados. Por eso, su destrucción a manos de la aviación franquista, fue también “símbolo del conflicto y de la destrucción del alma de la ciudad”. 

» La última conferencia, el 23 de febrero, será impartida por la profesora Esther Almarcha Núñez-Herrador (Universidad de Castilla-La Mancha). Bajo el título 'Se pide, exige y merece la reconstrucción del Palacio del Infantado', recordará cómo el bombardeo durante la Guerra Civil y la consiguiente destrucción del Palacio, marcaron notablemente la imagen de la ciudad en la posguerra. Se presentará el dificultoso proceso de “reconstrucción” del Infantado atendiendo a la política franquista de recuperación de pueblos, ciudades y elementos patrimoniales dañados en el conflicto. Además, se analizará el complejo desarrollo de la restauración y las diferentes actuaciones que se desarrollaron hasta su conversión en Museo Provincial de Guadalajara, Biblioteca Pública y Archivo Histórico.

Artículos Relacionados