Ahora propone sustituir las medianeras del Casco por obras de arte

Este viernes planteará al Pleno un concurso estatal de murales, para intervenir en tapias y medianeras del centro de la ciudad. • En su propuesta, que se fija en otras propuestas del país como el festival Poliniza de Valencia o el Asalto, de Zaragoza, colaborarían también los establecimientos hosteleros con conciertos.  


Una de las alegaciones que Ahora Guadalajara presentó a la Estrategia Integral del Casco Histórico, con el fin de transformar la postal amarillenta que deja el poliuretano que cubre las medianeras de los solares del centro llega este viernes al Pleno municipal. La formación planteará un concurso estatal de murales con el fin de intervenir en las fachadas que se dejan al descubierto tras la demolición de edificios: "entendemos que la propuesta une cultura, economía y turismo", defiende José Morales, portavoz de Ahora. "Como motor económico se puede buscar la colaboración de locales y establecimientos hosteleros en algunas plazas para que, durante el proceso de creación de las obras pueda haber alguna representación de arte urbano o musical, que acompañe la propia obra pictórica", añade. Desde un plano cultural, continúa la concejala Sandra Martínez, recién incorporada a la Corporación, la idea es "sacar el arte de los museos y acercarlo a la gente" consiguiendo así también "dinamizar el centro histórico".

Morales valora que el coste de este proyecto variaría según el número de obras murales que se realizaran: "uno de los muralistas que más trabajos hace en Guadalajara nos decía que diez intervenciones pagadas decentemente podrían salir por 10.000 euros, pero se pueden hacer cinco o siete... no hemos querido hacer una moción difícil de aprobar porque queremos que se haga e ir avanzando". 

Para Ahora, una "inversión más que razonable" serían "diez murales", sobre todo, "si comparamos 10.000 euros con los 30.000 que nos costó la pasarela de moda que duró un ratito", añade Morales, que es partidario de aprovechar las sinergias y colaboraciones que ya se están haciendo entre diferentes bares de la ciudad para sacar adelante iniciativas -los ubicados en la plaza Horno de San Gil, junto al Cívico, son un ejemplo-.  

Ejemplos a imitar: de Zaragoza a Gran Canaria

La propuesta de Ahora se fija en varios ejemplos de festivales de arte urbano en España. En Zaragoza, el Festival Asalto lleva diez ediciones y "hasta hay rutas turísticas específicas para ver todos los murales", señala el portavoz de Ahora. Las medianeras, allí, se conciben como un problema urbanístico, el festival pone en valor los muros y transforma lo que, en realidad, es un reducto del edificio derrumbado convirtiéndolo en fachada. "Nosotros queremos que murales como el que había en la calle Mayor, el de Rafael Bosch, puedan estar en la ciudad y sean un reclamo que dinamice el centro y la ciudad", afirma Morales.

Más ejemplos: el Urban Art Festival, en el que diferentes artistas convierten un espacio urbano degradado de la localidad de Ingenio, en Gran Canaria, en una de las mayores muestras de street art a nivel mundial. Son tres días de música, proyección de documentales, actuaciones de breakdance, arte en directo… cuyo éxito y repercusión propició que el evento se celebrase en años sucesivos y se exportara a otras ciudades, como Sevilla.

En Valencia se organiza desde hace una década el festival de arte urbano Poliniza Dos. Creado en el seno de la Universitat Politècnica de València (UPV), a través de su Área de Actividades Culturales, utiliza las instalaciones del Campus de Vera. El festival agrupa acciones plásticas vinculadas al graffiti, actividades musicales y exhibiciones relacionadas con el urban art y persigue "hacer confluir dos mundos inicialmente alejados como la universidad y el arte urbano". En la actualidad, Poliniza es ya un referente debido a su originalidad y realismo, ya que se interviene en muros de las dependencias universitarias que se renuevan un año después, justo antes de la nueva edición, respetando el carácter efímero del graffiti.

En el Festival participa el alumnado de la asignatura de Pintura y Entorno del Grado en Bellas Artes y del Máster de Producción Artística, así como un conjunto de artistas de todo el mundo, seleccionados mediante concurso.

Es lo que propone también Ahora Guadalajara: "a través de un Concurso Estatal de Murales podríamos definir espacios sobre los que intervenir, sustituyendo medianeras amarillas de poliuretano o tapias de color gris por expresiones artísticas de gran calidad. Lo que han hecho otras instituciones es establecer unas bases, con un jurado que seleccione los artistas que van a intervenir sobre los muros y que para cribar las obras, valore un boceto, la trayectoria curricular y la formación académica y artística del autor o autora, la participación en exhibiciones o eventos de arte urbano, la obtención de becas o premios y la realización de intervenciones sobre el espacio físico en nuestro entorno geográfico, apoyando así a artistas de la zona", se detalla en el texto de la moción.

En el caso de Guadalajara, el jurado -añaden en el texto- lo podrían componer "el Técnico de Patrimonio, el Concejal de Cultura, un técnico del departamento de Urbanismo, un docente de la Escuela de Arte o muralistas que conozcan este formato artístico".  

"Podemos atraer a otro tipo de público y le daríamos al centro más cosas que visitar" defiende Moreles. "A veces los guías se han quejado de que tienen dificultades para evitar los solares, asi que si éstos son también un espacio cultural, les vamos a facilitar la tarea también", señala Morales, que considera que la Estrategia Integral del Casco Histórico está funcionando "muy poco. Si lo único que contamos es si hay más o menos solares, hay más, por lo tanto, es un fracaso. Entendemos que ha habido éxitos relativos, como más bares en la calle Mayor, pero con esta propuesta de los murales queremos superar el eje de la calle Mayor, el centro tiene más plazas, es más diverso, no sólo una calle".


Esta moción ha sido aprobada en el Pleno del viernes 28-10-2016

 

Artículos Relacionados