Sigüenza exhibirá todos sus tapices la próxima primavera

La restauración de la segunda serie de telas, 'Historia de Rómulo y Remo', finalizará en abril de 2017, cuando salga de la Real Fábrica de Tapices de Madrid, que desde el pasado julio se encarga de los trabajos de recuperación.


La Catedral de Sigüenza podrá exhibir la serie completa de dieciséis tapices flamencos la próxima primavera, cuando concluyan los trabajos de rehabilitación de la segunda serie, dedicada a 'Rómulo y Remo'. La recuperación de estos ocho textiles comenzó el pasado mes de julio y se suman a la serie de las 'Alegorías de Palas Atenea', que ya se exhiben en una de las salas de la seo seguntina, incluidas actualmente dentro de la exposición 'aTempora', prorrogada hasta inicios de noviembre.

El argumento temático de los ocho textiles que componen la colección que se encuentra en restauración se inspira en la 'Historia de Roma desde su fundación', obra de Tito Livio. La serie comienza con Rómulo y Remo, amamantados por una loba y encontrados por el pastor Fáustulo, continúa con la creación de Roma y la coronación de Rómulo como rey, y finaliza, con el secuestro de las mujeres sabinas por parte de los romanos.

Cuando concluya la restauración, la catedral de Sigüenza acogerá las dos series completas, que, unidas a los textiles de las banderas, la portuguesa y la inglesa de Sir Francis Drake restauradas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, engrosarán "los múltiples atractivos de la catedral, y por tanto de la ciudad, con los que Sigüenza recibirá nuevas e importantes efemérides, como el V Centenario de Cisneros en 2017, el 850 aniversario de la dedicación de la Catedral que llegará en 2019 o el IX Centenario de la fundación de la ciudad, que se cumplirá en 2024", afirman fuentes municipales.

La restauración de las dieciséis piezas ha sido posible gracias al convenio firmado por el Cabildo Catedralicio, propietario de los textiles, y la Fundación Ciudad de Sigüenza, que asumió la gerencia y coordinación del proyecto. "Después de que la Real Fábrica de Tapices superara en 2015 su propia crisis, la Fundación Ciudad de Sigüenza suscribió con ella las correspondientes adendas al contrato para facilitar la ampliación de los plazos que permitiera retomar el proyecto", añaden las mismas fuentes.

Una delegación seguntina de la que formó parte el alcalde de la localidad y presidente de la Diputación, José Manuel Latre, ha visitado la restauración de la segunda serie de tapices esta semana. El director de la Real Fábrica de Tapices, Alejando Klerke de Elizalde, recibió a la comitiva doncelina y le mostró las instalaciones y el proceso de restauración de uno de los textiles. Además del alcalde también estuvieron presentes el deán de la Catedral, Jesús de las Heras, el canónigo archivero de la catedral, Felipe Gil Peces-Rata, el canónigo del Archivo Diocesano, Pedro Simón, el director del Museo Diocesano, Miguel Angel Ortega, Antonio Manada y Gloria de las Heras, en representación de la Fundación Ciudad de Sigüenza, además de voluntarios que han aportado su trabajo al proyecto del Museo de los Tapices y representantes de Paradores, empresa con la que la Real Fábrica de Tapices ultima también un proyecto de colaboración en Sigüenza.

Dos años del Museo de Tapices

El Museo de Tapices de Sigüenza se inauguró en julio de 2014 y "es hoy un referente por el tratamiento, colocación e iluminación de los tapices", subrayan desde el Ayuntamiento seguntino. Ubicado en una de las salas del claustro, desde el momento de su apertura al público se convirtió "en un atractivo añadido que ha favorecido el turismo hacia la catedral y, por consiguiente, hacia la ciudad".  

Las dos series -'Alegorías de Palas Atenea' e 'Historia de Rómulo y Remo'- conforman la colección de dieciséis tapices flamencos de la Catedral de Sigüenza, que fueron donados al Cabildo Catedralicio por el obispo Andrés Bravo de Salamanca a mediados del siglo XVII; confeccionados en Bruselas por los talleres de Jean Le Clerk y Daniel Eggermans, y diseñados por un artista flamenco, seguidor del pintor francés Charles Poerson. Los tapices fueron exhibidos por primera vez en la Capilla Mayor de la catedral de Sigüenza el 30 de noviembre de 1664.

Artículos Relacionados