Dalí y Cervantes, dos genios juntos en Molina

A partir de este sábado, se podrá ver en Molina de Aragón la exposición 'Salvador Dalí y Cervantes', que reúne 38 ilustraciones y cinco bocetos que el pintor catalán dibujó en 1945 y se incluyeron en un edición de lujo de Don Quijote de la Mancha, en 2004. • La muestra será inaugurada por el presidente regional, Emiliano García-Page.


La Casa de la Cultura de San Francisco de Molina acoge desde este sábado y hasta el 30 de septiembre la exposición 'Salvador Dalí y Cervantes', una muestra enmarcada en la programación del IV Centenario de la muerte del autor del Quijote que organiza el gobierno regional y que de hecho contará en su inauguración, a la una de la tarde, con la presencia del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. 

La exposición reúne el genio de Cervantes con el de Dalí, en una obra que reproduce a tamaño real 38 ilustraciones y 5 dibujos preparatorios, realizados por el pintor ampurdanés en 1945 e inspirados en la obra de Cervantes protagonizada por el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Esta edición de lujo se realizó con motivo del centenario del nacimiento del pintor, en 2004 -Año Dalí- y del cuarto centenario de la aparición del Quijote, que se conmemoró en 2005. La impresión se limitó a 998 ejemplares, publicados en 2004 por la editorial Planeta y la Fundación Gala-Salvador Dalí. Durante esa época, el artista residía en Nueva York, trabajaba en cine y teatro e ilustró varias obras, entre ellas, los Ensayos de Montaigne.

Cada uno de los 998 ejemplares que se editaron fueron cosidos artesanalmente y tenían un precio de 3.600 euros. Cada ejemplar constaba de dos volúmenes -las dos partes del libro, según sus primeras ediciones de 1605 y 1615, respectivamente- que iban dentro de un estuche de 12 kilos, además de notas, análisis del Quijote por el propio pintor y el filólogo Martín de Riquer y otro estudio sobre el pintor y sus ilustraciones a cargo de Montse Aguer, la directora del Centro de Estudios Dalinianos.

En la exposición que se exhibe en Molina se verá el trabajo de un Dalí que pinta a un Quijote fiel a la obra, pero a la vez muy original y distinto al que han pintado otros artistas como Gustavo Doré o Antonio Saura y donde el pintor de Figueras plasma muchos de los elementos inherentes a su propia iconografía como las figuras en espiral, los cipreses o las piedras. 

La exposición 'Salvador Dalí y Cervantes', que toma el relevo a 'Los siglos del Barroco en el Señorío de Molina' y 'Entre albogues y clarines. Instrumentos musicales en la obra de Cervantes. Colección Ismael', dos exposiciones conmemorativas del Centenario que han sido visitadas por 5.491 personas, refleja también la fascinación que sobre el artista tuvo don Quijote. Al fin y al cabo, don Quijote vivió mezclando fantasía y realidad y suspirando por una Dulcinea imaginaria y Dalí fue un pintor de los sueños y la realidad con fantasía incluida y también tuvo su propia musa e inspiración: Gala.

Artículos Relacionados