La Junta abre expediente sancionador al dueño del castillo de Galve

La consejera de Cultura Reyes Estévez, anunció en twitter anoche que inician el "procedimiento administrativo sancionador común" para "salvaguardar" el castillo, un edificio del siglo XV, en manos privadas y en avanzado estado de ruina. • Sería la segunda vez que la Junta intenta sancionar al dueño: la primera se archivó por un error administrativo. 


"Iniciamos el procedimiento administrativo sancionador común para la salvaguarda del Castillo de Galve de Sorbe. #CLM". Con este tuit, publicado en su perfil de twitter a las diez de la noche del martes, la consejera de Cultura, Reyes Estévez, anunciaba que la Consejería que dirige da el primer paso para paliar la situación del castillo de Galve (siglo XV), en avanzado estado de ruina.

Según han señalado fuentes de la Consejería de Cultura a Efe, el procedimiento tiene una duración de seis meses y "hay que tener la cautela de una instrucción que requiera probar los hechos que se plantean". 

Raúl Conde, presidente de la Asociación Castillo de Galve, que lucha por salvar de la ruina al castillo galvito, era de los primeros en felicitar a la consejera en esta misma red social por la decisión y pedía que "la sanción sea contundente para que tenga efecto disuasorio en la propiedad". La consejera recogía el guante: "para nosotros es una excelente noticia que debe completarse con una sanción contundente".

La asociación, que recuerda que se trata "del primer expediente sancionador en patrimonio que la Junta abre en Guadalajara", anunciaba también en su cuenta de tuiter que "como parte interesada, vamos a vigilar y examinar el expediente sancionador incoado por el gobierno regional contra el propietario del castillo".   

A finales de marzo, la Asociación Castillo de Galve recordaba que la Junta no había movido ficha tras mantener cuatro meses atrás una reunión con el viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa. El encuentro sirvió para arrancar el compromiso de iniciar el expediente sancionador al dueño, pero no se habían dado pasos y aunque la Junta sí era "receptiva a escuchar", faltaba "voluntad política", señalaba el colectivo.

La Defensora del Pueblo recomendaba también a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de Castilla-La Mancha “llevar a cabo, a la mayor brevedad posible, las actuaciones necesarias para la incoación del expediente sancionador contra la propiedad del castillo de Galve de Sorbe, por el incumplimiento del deber de conservación y mantenimiento del mismo”.

Es la segunda vez que se intenta abrir expediente sancionador contra el dueño de la fortaleza. La primera fue el pasado 17 de septiembre de 2014 por “infracción grave” por no conservar y mantener el castillo, que ostenta la máxima categoría dentro de los bienes del patrimonio cultural de Castilla La Mancha.

El Gobierno regional estimó entonces imponer una sanción de 78.000 euros, teniendo en cuenta la importancia del edificio, el grado de los daños causados y el “incumplimiento reiterado de los diversos requerimientos realizados por la Administración competente en materia de patrimonio cultural”.    

Pero el expediente caducó a los seis meses y se archivó porque el procedimiento sancionador se había abierto contra el anterior dueño del castillo y no contra el actual, algo que en su día ya denunció la Asociación Castillo de Galve. La fortaleza es propiedad del empresario Enrique Calle Donoso, aunque el año pasado traspasó la titularidad del inmueble a una sociedad denominada 'Solana de Galve SL', administrada por dos de sus familiares. Con este cambio de sociedad, el dueño consiguió librarse de la sanción que le iba a imponer el Gobierno regional, según la Asociación.

Artículos Relacionados