De molino medieval a hidroeléctrica

La exposición integra 21 paneles, con casi cuatro centenares de imágenes.• El recorrido se inicia en la construcción de esta central hidroeléctrica y llega hasta la gran riada de 1941.• La muestra se puede visitar en el hall del Colegio San José y prosigue en la sala Multiusos.


La historia del Salto de Bolarque, la central hidroeléctrica construida a finales del siglo XIX en el entorno de Almonacid de Zorita, es la historia de una aventura empresarial de éxito. Fueron el banquero y empresario Estanislao de Urquijo y el jesuita Juan Ron quienes decidieron levantar una presa entre 1907 y 1909 y acoplarle cuatro grupos generadores de energía, transportada mediante corriente alterna en alta tensión hasta el mercado madrileño, que se ampliarían hasta seis en 1930.

Un conjunto de 21 paneles con cerca de 400 fotografías acompañan al visitante a adentrarse en la vida de este complejo, que se asienta en Bolarque, paraje bañado por los ríos Tajo y Guadiela, que fue ya zona de aprovechamientos hidráulicos en torno a 1180, según atestigua el Fuero de Zorita de aquel año. Había molinos harineros –entre ellos, uno de los más grandes en el Tajo con seis ruedas- que se ‘cargó’ la desamortización de Madoz.

Molinos, tesoros arqueológicos

Es la primera etapa, que la exposición resume en diez paneles a través de documentos, algunos conservados todavía hoy en el Archivo Municipal de Almonacid. También se pueden ver restos arqueológicos (fueron excavados en 2008) de lo que fueron algún día molinos en todo su esplendor, antes de ser derribados en 1907.

La exposición, dirigida por Francisco Fernández, se detiene especialmente en lo que fue la construcción de la presa de Bolarque, también de la difusión que tuvo en la prensa, en los trabajadores que la levantaron, las pruebas de llenado o la instalación de las turbinas y los generadores. La documentación ha sido cedida por Gas Natural Fenosa, propietaria actual de la planta y el Museo de Bolarque, la primitiva casa de máquinas.

Fotógrafos del momento como Amador u Otto Wunderlich realizaron reportajes fotográficos que también se pueden ver en esta muestra, que se unen a las fotos que tomaron los propios empleados de la planta. La visita finaliza con una mirada a Bolarque I, situada a pie de presa y a Bolarque II, inaugurada en 1974 por los actuales Reyes de España.

Cuatro paneles más se centran en la Central Los Molinos, cuya inauguración coincidió con la celebración del centenario del Salto de Bolarque. El Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara presta, además, algunas de las imágenes de Bolarque para esta exposición.

Fotos: E.C.


La exposición 'Bolarque: de molinos medievales a salto hidroeléctrico' se puede visitar en el Colegio San José (hall y sala Multiusos) hasta el 6 de octubre, de 19 a 21 horas.