Transphoto: papel, magia y agua

‘Transphoto’ es una colección de trece copias únicas, realizadas bajo la técnica que se hacía hace años con las Polaroid.• La clave de cada fotografía es el papel que se ha elegido como soporte.• Hay imágenes de matanzas de pueblo, del paso del tiempo o reflexiones sobre el Holocausto.


‘Transphoto’ es toda una experiencia fotográfica. La de David Sigüenza, con tan solo cuatro añitos, que ha tomado sus primeras imágenes de un viaje a Toledo con la Agrupación Fotográfica de Guadalajara o la de Juan Carlos Aragonés, presidente de este colectivo, que muestra su obsesión por la mágica proporción aúrea. Es una experiencia no sólo por las historias que se esconden detrás de las imágenes sino también y, sobre todo, por la técnica que han utilizado estos dos guadalajareños y once compañeros más de asociación y que se pueden ver en la segunda planta del centro comercial Ferial Plaza hasta el 6 de octubre.

'Transphoto' es la exposición colectiva anual que cada año la AFGU celebra en septiembre y en esta edición han querido dar una vuelta de tuerca a su trabajo. “Pensamos en cambiar el soporte y elegimos utilizar el método de transferencia que se hacía hace años con las fotografías Polaroid”, explican. “Ahora tenemos la ventaja de poder mandar nuestros archivos digitales por mail a una tienda especializada en este tema. Después de unos cuantos días, ellos te devuelven las imágenes en unas impresiones con tamaño máximo din A4”.

El papel, clave

La clave de las fotografías es que cada fotógrafo sepa elegir el tipo de papel en el que van a ser transferidas. No vale cualquiera. “Lo mejor es tipo acuarela”, señalan. Después de ser transferidas, el viaje de cada foto prosigue en el agua, donde la imagen se desprende del plástico. Empieza así el arte de unir papel y transferencia. “No tiene que quedar perfecto”, aseguran. Lo inusual de esta técnica es que puedes “jugar con arrugas y con las texturas de los papeles elegidos”. Así, puede parecer que, en ocasiones, el visitante crea que está ante una pintura aunque realmente lo que el ojo esté viendo es una auténtica fotografía.

Entre las propuestas, hay un homenaje a Leonardo da Vinci y su uso, casi obsesivo, de las proporciones aúreas; un juego de esferas, de líneas imaginarias, puntos y referencias; o reflexiones sobre el paso del tiempo (Paúl Rojas) y el Holocausto (Virgilio Hernando propone ‘Térezin, 1945, una mirada al campo de concentración de la República Checa, por donde pasaron 150.000 judíos durante la II Guerra Mundial).

En la muestra, también hay trenes y recuerdos imborrables, que captan el ir y el venir de los momentos; fotos de matanzas de hace décadas, que se realizaban en casa y que son escogidas por Mirian M. Salaices para ensalzar a asociaciones que intentan rescatar esta tradición una vez al año. Y ninfas del bosque, y diablos tiznados de negro desde Luzón y las primeras fotografías de un niño de apenas cuatro años –recuerdos desde Toledo-. Fotografías que son añoranza de tiempos pasados, de las raíces.

 

Fotos: E.C.


'Transphoto' permanecerá abierta hasta el 6 de octubre en la 2ª planta del centro comercial Ferial Plaza. El horario de visitas es de 10 a 22 horas.