Feito con delicadeza

Una selección de 30 obras del artista abstracto Luis Feito se muestran hasta el 26 de marzo en el Museo Sobrino. • Aguafuertes y serigrafías demuestran su pasión por el contrapunto del rojo sobre el negro, cierto guiño nipón y un diálogo entre la abstracción expresionista y la geométrica. • Son las colecciones que el pintor de origen asturiano realizó tras su vuelta a España después de residir en Europa y Nueva York.


La pasión de Luis Feito por el rojo cumple más de medio siglo. El artista madrileño, de origen asturiano y vaqueiro, uno de los nombres relevantes del arte español contemporáneo -fundador junto a Canogar, Rivera, Saura y otros, del Grupo El Paso-, expone desde este viernes en la sala de exposiciones temporales del Museo Sobrino una selección de obra gráfica de diferente formato. Una treintena de aguafuertes -sobre todo-, obra original y serigrafías -algunas de 1,40 por 1 metro- que remarcan este gusto de Feito por poner el contrapunto rojizo a sus obras, pura mezcla "de la abstracción geométrica y la abstracción expresionista", una de las cosas "más llamativas y representativas de este autor", destaca el responsable del Museo, Pedro J. Pradillo, quien admite el "buen diálogo" que se establece "entre la manera de entender el arte de Feito con la geometría de Francisco Sobrino".

A Guadalajara han llegado los trabajos que Feito realizó en los últimos diez años. Tras regresar de Nueva York, donde vivió entre 1983 y los primeros años de la década de los 90, Feito se volvió a reencontrar con su ambiente natural, el valle del Lozoya, y allí empezó a pintar varias series, de las que aquí han llegado una pequeña representación, seleccionada por la Asociación Pintor Luis Feito, propietaria de las obras. San Juan de la Cruz, Octubre, Peñalara, Camorritos, Valle del Lozoya corresponden a parajes geográficos muy localizados en su entorno y paisaje real, pero al mismo tiempo, pertenecen también a su orbe sentimental.

En la exposición se incluyen dos de los tres aguafuertes que el artista realizó para 'Tiempo de luz', una carpeta editada por la galería BAT -editora de casi toda la obra de Feito- y que en ese caso, iban acompañados por los versos de la poeta guadalajareña Gracia Iglesias, presente también ayer en la inauguración de esta muestra.

En 'Gesto y geometría' predominan el rojo, el negro y el fondo blanco, salvo dos piezas donde el gris es el color absoluto. Son pinturas donde la mano se intuye inconsciente y se deja llevar en la curva, en las grandes bandas negras que cruzan la obra -influencia nipona- y sin embargo, parece completamente consciente al calibrar la forma geométrica: los triángulos, los círculos -por los que siente predilección- y los espacios.

En la inauguración de 'Feito: gesto y geometría. En el paso del milenio', acudieron muchos vecinos de Oteruelo del Valle, localidad de Rascafría. La colección a la que pertenecen estas obras se formó gracias a varias donaciones realizadas por Feito a la localidad de Rascafría que le distinguió como Hijo Adoptivo en 2009. Hoy se custodian en una sala de exposiciones permanente del Museo Luis Feito en Oteruelo del Valle, que es quien las ha cedido al Museo Sobrino: "nos sentimos como en casa porque las obras se encuentran aquí tan a gusto, que me va a dar pena que vuelvan", confesó la presidenta de la asociación, Marisa Guerra, ante una emocionada Feli, la cuñada de Feito, viuda de su hermano Angel. Al matrimonio se les debe, recordó Guerra, que esta colección esté en Oteruelo porque "fueron los que animaron al pintor para que cediera esta colección de 160 obras. Allí tenemos una sala permanente que les espera con los brazos abiertos".

Fotos: E.C.

Pradillo quiso agradecer a la asociación Luis Feito "que nos hayan dado todas las facilidades del mundo para ir a Oteruelo del Valle a conocer ese museo que tenéis allí tan fantástico y acogedor" y remarcó "la acogida por parte del ayuntamiento de Rascafría" y "el préstamo, sin coste adicional, sólo los propios del tralado de las obras". Invitó, además, a que esta colaboración entre ambos museos prosiga en el futuro.

La inauguración contó también con la presencia de varios concejales de la Corporación municipal, entre ellos, el de Cultura, Armengol Engonga, que recordó que la exposición es el "pistoletazo de salida a una serie de actividades que hemos preparado con mucho cariño desde el Patronato de Cultura, que incluyen talleres, visitas guiadas... y que espero que gusten". Engonga agradeció además, a Marisa Guerra y Pedro J. Pradillo el esfuerzo que han hecho para que esta exposición sea posible en Guadalajara. Una muestra "sutil y delicada" que se convirtió en regalo inesperado para Francisco Sobrino. Como comentó la última pareja del escultor guadalajareño, presente en este estreno, Paco habría celebrado ayer su 84º cumpleaños.


'Feito: Gesto y geometría. En el paso del milenio'. Hasta el 26 de marzo en el Museo Francisco Sobrino. Entrada libre. Campamento de primavera 'Cromatismo y geometría', entre el 21 y el 23 de marzo, para niños de 8 a 10 años.