Yunta Lopesino, el pintor alcarreño que retó a Velázquez

El pintor ha sido nombrado Hijo Predilecto de Mondéjar, su pueblo natal, durante las fiestas patronales. • Su pintura ha sido exhibida en Italia o Francia, país que le concedió la Medalla de Oro de las Bellas Artes.


"Si tu me ayudas, yo te prometo que un día, cuando me sienta capaz, pintaré el cuadro que yo considero tu obra maestra, pero lo pintaré con una técnica nueva que aún tengo que desarrollar...”. Cuando tenía 16 años, el pintor alcarreño Mariano Yunta Lopesino (Mondéjar, 1938) realizó esta promesa a su admirado Velázquez. Lo cumpliría con un óleo sobre tela, una versión de ‘Las Meninas’, el cuadro más emblemático del pintor sevillano, donde dejó constancia de su adoración por el artista barroco, “el gran maestro de todos los tiempos”. También para Yunta ha sido su cuadro más destacado. 

No sólo por su ejecución sino porque para Yunta -así lo señala en su web personal- “su admirado Velázquez fue el punto de partida para explorar el movimiento en un espacio ilusorio”, un concepto que después “ha sido fuente de inspiración y una de las inquietudes fundamentales de la obra”. Una obra por la que ha recibido muchos galardones a lo largo de su vida, entre ellos, la Medalla de Oro de las Bellas Artes del Gobierno francés. 

Este martes recibía en su pueblo natal, Mondéjar, tras más de media centuria como artista, el premio que, sin embargo, considera “más emocionante” de todos: el galardón de Hijo Predilecto. Y lo hacía en el marco de las fiestas patronales de la localidad alcarreña en honor a Santa María Magdalena: “de todos los actos con los que me han homenajeado en mi vida, el que más emoción me causa es el que viene de Mondéjar, el pueblo en el que nací, en el que nació mi padre y del que siempre me he sentido orgulloso”, ha afirmado. 

El nuevo delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha en Guadalajara, Alberto Rojo, asistió al acto, acompañando al alcalde mondejano, José Luis Vega, y quiso felicitar al pintor y agradecerle que, a lo largo de su vida y en toda su obra, siempre haya llevado a gala ser de Mondéjar: “Es justo reconocer a los artistas que revalorizan el nombre de nuestra provincia y cuentan allá donde van que Guadalajara tiene un patrimonio cultural ingente que bien merece ser conocido”, ha afirmado Rojo. 

Ráfagas de una vida

Yunta nació un año antes de que acabara la Guerra Civil. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando y vivió y trabajó durante muchos años en París. Artista multidisciplinar, es pintor, poeta y filósofo.  Ahí están sus libros de relatos ‘Los Montmartistas’ o ‘La otra dimensión’ y sus novelas ‘La ventana’ o ‘Diálogo con los fantasmas’. También sus ‘Poemas para el tercer milenio’ o las ‘Ráfagas de una vida’.

Sus pinturas se han visto en muchos puntos del planeta. En París, en Italia… en Venecia, concretamente, exhibió 22 óleos –de una producción fechada entre 1984 y 2010-, en una muestra que patrocinaron conjuntamente el gobierno regional veneciano, el Ayuntamiento de Venecia y el mondejano, en el espacio elegante y medieval del Patio de Columnas de la Escuela de San Juan Evangelista de la ciudad de las góndolas.

Entre los críticos que se han aventurado a definir su pintura, figura Michael Milkovich, director emérito del Museum of Fine Arts de San Petersburgo en Estados Unidos, que a propósito de aquella exposición destacaba precisamente ‘La promesa de Velázquez’ , “uno de sus más importantes y dramáticos trabajos”, escribía. De él destacaba una técnica donde concatenaba el espacio con otros elementos representados en sus pinturas, algo que revelaba “la singularidad de su trabajo”.

Milkovich destaca “su original técnica, profundamente apreciada y que le ha permitido recibir numerosos y prestigiosos premios”. El uso de la luz y el espacio, las intensas pero precisas pinceladas. También la manipulación de la perspectiva, de cierta herencia cubista. “Como también hicieron Picasso o Braque, el observador en la pintura de ‘Yunta’ se sitúa cerca del objeto que se representa”, reflexiona Milkovich, que subraya además “la ilusión del  movimiento” como característica típica de su trabajo.   

Entre sus obras, que se pueden ver en su página personal www.yuntalopesino.com, figuran un ‘Autorretrato’, ‘Ansiedad, ‘Frente al espejo’ o ‘El Pozo’, una obra abstracta con el que pretendió plasmar sus sensaciones ante el atentado terrorista del 11-M y rendir homenaje a los 191 fallecidos y más de 1.500 heridos.   

Artículos Relacionados