El Museo Francisco Sobrino abre al público

Inaugurado el Museo Francisco Sobrino, sin la presencia de sus hijos y sí de la presidenta regional, Mª Dolores de Cospedal, en el último día permitido por ley para hacer inauguraciones. • Unas 40 obras del escultor guadalajareño se pueden ver en este espacio. • El museo tiene entrada gratuita y se nutrirá con más obras, que irán rotando en la colección permanente.


Ya está abierto al público el primer museo municipal, dedicado al escultor Francisco Sobrino (Guadalajara, 1932-Bretaña,2014), con cerca de 40 obras -donadas por el artista, cedidas por particulares como la familia Borobia-Sánchez o la galería Jousse Enterprise y adquiridas por el Patronato- que forman parte de la colección permanente del museo titulada 'Sobrino ponderado' y que permiten aproximarse a su biografía y su obra desde 1959, año en que se instaló en París. No están todas las que son porque como ha señalado a este medio Pedro José Pradillo, director del proyecto expositivo, "el concepto de exposición permanente ya no existe". Es decir, que en el futuro, seguirá llegando obra: "de hecho, tenemos presupuesto para seguir comprando y la idea es que la exposición permanente rote tanto como las temporales porque además el museo es  pequeño y no podemos tener todas".

Lo que hoy se puede ver son, en su mayoría, esculturas de pequeño y mediano tamaño pero también acrílicos sobre lienzo y tela, tiras de cartulina sobre cartón, gouache sobre cartón, serigrafías, relieves de metacrilato, una 'Fuente de Luz', donada por la Diputación y la 'Lupa-Luz-Color' que Sobrino realizó en 1966 y que ha donado para su museo, la instalación de espejos iluminados 'Espacio Vivo-Ambiente Natural', donde no pueden pasar más de tres personas al mismo tiempo o un laberinto de metracrilato también donado por el artista. Gran parte de la obra está en Francia, donde residen los tres hijos del escultor Paco Sobrino, con los que el Patronato podría estar negociando la adquisición de más obra. Hoy eran los grandes ausentes en la inauguración del museo de su padre.

No así la presidenta regional, Mª Dolores de Cospedal, que en el último día que prevé la ley electoral para hacer inauguraciones, descubría una placa con su nombre y alababa la perfecta fusión entre "tradición y vanguardia" del edificio, junto al alcalde, Antonio Román, que ha realizado un discurso donde ha recordado la figura del escultor y los inicios de una iniciativa en la que se implicó el propio Sobrino y que impulsaron Pedro J. Pradillo y Javier Borobia. "Gracias a este proyecto –ha destacado Román- la ciudad recupera otro edificio público en el centro de la ciudad que proporcionará mayor dinamismo y actividad a esta zona, y que contribuirá a otro de nuestros empeños: revitalizar el corazón de Guadalajara”. Junto a ellos, no han faltado el consejero de Cultura, Marcial Marín, además de los representantes de las tres instituciones guadalajareñas, incluidos todos los concejales del Gobierno y algunos de la bancada socialista.

Entre el numeroso público que asistió a la apertura de este espacio cultural, también había gentes de la cultura local como miembros de la Junta Directiva de la Fundación Siglo Futuro, el poeta Paco G. Marquina, amigo de Sobrino; su mujer, la escritora Toya Velasco, el pintor Jesús Campoamor, amigo durante 40 años del escultor; miembros del colectivo de escultores Proyecto 3 y los fotógrafos guadalajareños Nacho Abascal, Fernando Toquero y Paula M. Langa.

Langa firma el retrato de Sobrino que saluda al visitante en el hall de museo. Abascal y Toquero, las fotografías que componen la exposición temporal 'Francisco Sobrino, Obra Arquitectural', instantáneas de la obra de Sobrino expuesta al aire libre. Esta exposición permanente estará abierta hasta el próximo 30 de septiembre. Después, llegará otra sobre el arte geométrico español de los años 60.

Abascal y Toquero se han desplazado hasta las ciudades y los lugares donde se ubican las esculturas y las han captado con sus objetivos. Junto a estos reportajes, se reproducen otros documentos gráficos del trabajo de Sobrino, y que dan cuenta de algunas de sus obras que tuvieron un carácter efímero. Además, se han incorporado piezas originales prestadas por coleccionistas que "ayudan a conocer mejor los mosaicos murales que ornan los paramentos de algunos bloques de viviendas en las localidades francesas de Broons, Rostrenen y Vitré", se detalla en el catálogo de la exposición temporal. Es un paseo por la obra arquitectural de Sobrino, que preside, en el centro de la sala, una versión de la escultura 'Relación-Agujas', la obra que en junio de 2008 presentó el autor como icono de su museo, y que quedará de forma permanente en esta sala de exposiciones temporales.

Hablan sus amigos

El Museo, diseñado por el arquitecto Pablo Moreno Mansilla, ha resultado un espacio que conjuga tradición y modernidad a la perfección, muy luminoso, que todos han elogiado. "La obra está como debe estar pero me gusta más el continente. Creo que está resuelto de forma preciosa. La obra buena de Paco Sobrino es exactamente la obra más monumental, que no está aquí", señala la escritora Mª Antonia Velasco, que tuvo en el jardín de su casa dos de las obras de Sobrino, que le cedió el propio escultor.

"Me parece fenomenal que se haya recuperado este edificio histórico porque Guadalajara lo necesita", añade la directora de la Escuela de Arte y concejala socialista, Elena de la Cruz, arquitecta de formación. "Lo único que me parece que es una pena es que desde la calle no se vean las naves del Matadero pero el proyecto es muy interesante".

Buen amigo del escultor, el poeta Paco G. Marquina recuerda para Cultura EnGuada que "siempre le reprochaba que su trabajo era fundamentalmente institivo y que cuando lo quería explicar, desmerecía mucho. Paco estaba siempre ideando, era un artista visual, sonoro, muy creativo. Se merecía este museo". Otro de los grandes amigos de Sobrino, el pintor Jesús Campoamor, lo corrobora: "Me alegro que esto esté en Guadalajara. Lo único que no tiene es mucha obra, podría haber tenido más, lo que pasa es que últimamente ya Paco no estaba bien y luego ya se marchó a Francia con sus hijos... pero él iba a haber donado más obras. Él era un bohemio... Si hubiera vivido, seguro que en estos momentos hubiera habido más obras en este museo. Creo que le hubiera gustado muchísimo, pese a que Paco era muy exigente". En la conversación Campoamor elogia a un artista que fundía la magia y las matemáticas creando esculturas perfectas pero también a un amigo "muy bohemio, que se encerraba en su molino de Utande, le gustaba mucho comer riñoncitos... era el rey del merengue, era muy divertido..." y a quien "le gustaba mucho Guadalajara. Tenía un estudio en Madrid pero en cuanto hacía buen tiempo se venía a Utande y allí era muy feliz... mira, ahí...", y señala el retrato que le realizó la fotógrafa Paula M. Langa, "ahí está vivo completamente, cuando he entrado me ha hecho una impresión..."

Los artistas que vendrán

Una de las pocas esculturas de gran tamaño que se pueden ver en el museo lleva por título 'Cubos de colores', de más de 3 metros de altura. Preside el espacio de descanso, con una disposición cuadrada de mesas y sillas, que serán para los más pequeños. Los niños tendrán la posibilidad de participar en talleres de arte, cuando se dote de más contenido al museo, que también cuenta con una sala donde un audiovisual recuerda la obra y el pensamiento de Sobrino. "Era necesario que hubiera un museo como este", señalan convencidos José Angel Gil y Julio Marian, miembros de la Asociación de Escultores Proyecto 3, antes de entrar a verla. "No sólo que se reconozca a Sobrino sino que en Guadalajara haya un lugar donde se puedan hacer exposiciones dignas porque hacen falta más espacios. Ahora, falta que haya facilidades para exponer".

Fotos: E.C.

El 12 de mayo fallecía Sobrino y recordábamos su figura

El 6 de junio se le rindió un homenaje en su casa natal

Un proyecto que nació en 2008


El Museo abre al público de martes a sábado, de 10.30 a 13.30 horas y de 17 a 21 horas. Los domingos y festivos, de 10 a 14 horas. La entrada es gratuita. www.museofranciscosobrino.com