El Museo Sobrino apura su inauguración hasta el último día

Será el lunes 30, el último día en que es posible llevar a cabo este tipo de actos, justo antes de que se convoquen oficialmente las elecciones de mayo. Los operarios trabajan a marchas forzadas para que esté lista la infraestructura, pero no todos los fondos expositivos llegarán a tiempo. • La obra ha sufrido un retraso de dos años, con readjudicación de los trabajos. • A la inauguración asistirá la presidenta regional, Mª Dolores de Cospedal.


Los operarios trabajan a marchas forzadas para acabar las obras del Museo Francisco Sobrino, cuya esperada inauguración por parte del Ayuntamiento ha apurado hasta el último día en que es posible por ley llevar a cabo este tipo de actos oficiales, el lunes 30 de marzo. El Ayuntamiento ha informado ya a los medios de la convocatoria para el acto oficial de inauguración por parte del alcalde, Antonio Román, el lunes 30 a las 13:30 horas en el nuevo edificio construido a partir de la rehabilitación del antiguo Matadero Municipal. Al acto asistirá la presidenta regional, Mª Dolores de Cospedal.

En las últimas horas se ha podido ver cómo los trabajadores –que estuvieron a pie de obra el fin de semana pasado- han redoblado su presencia y sus esfuerzos para llegar a tiempo a la cita. Ayer mismo se colocaba el letrero a la entrada de museo (todavía queda el apellido del escultor) y se trabajaba en la instalación de las calderas y se llevaban a cabo trabajos de carpintería o instalación eléctrica. Todavía el acceso está siendo construido, aunque es visible el salto que día tras día ofrece la fisonomía del edificio.

Si las obras logran estar listas para la fecha indicada, no ocurrirá igual con todos los fondos expositivos del museo. Según ha podido saber este medio, al menos parte del contenido de este museo no será admirado por quienes el lunes acudan a la puesta de largo.

El lunes es el último día antes de la convocatoria de elecciones en que las administraciones podrán proceder a las inauguraciones, que quedan prohibidas a partir de la convocatoria oficial de las elecciones municipales y autonómicas de mayo, lo que ocurrirá con la publicación en el Boletín Oficial el Estado de los decretos con la convocatoria. Aunque la campaña electoral propiamente dicha tiene lugar sólo quince días antes, el periodo electoral arranca el martes y ya está prohibido cortar cintas.

Una obra muy esperada

El Ayuntamiento podría haber optado también por una visita oficial, una vez abierto el museo en abril –la fecha que en los últimos tiempos indicó el Ayuntamiento para la apertura-, pero el Consistorio ha apurado hasta el último día posible para inaugurar un proyecto muy esperado en la ciudad, cuya apertura fue en su día anunciada para mayo de 2013 y que no ha podido ver el escultor que le presta nombre, fallecido en mayo del año pasado.

El Museo Sobrino es un proyecto largamente larvado, cuyos orígenes se remontan ya una década, y que tardó en ser licitado, lo que ocurrió en 2011. Las obras fueron adjudicadas a la empresa Obras Coman, que presentó mejoras que nunca llevó a cabo. No sólo eso: dejó los trabajos enfangados y a falta de un 30% de la obra, según datos del Ayuntamiento, que se vio obligado a rescindir el contrato y volver a encargar los trabajos, que retomó la empresa Seranco en el otoño de 2014, tras un parón de año y medio.

El coste definitivo de las obras, según el último dato facilitado por el consistorio, se eleva a 2,5 millones de euros. Tiene previsto albergar no sólo obra del propio escultor guadalajareño, sino también de otros artistas y contará con una sala municipal de exposiciones, de la que hasta ahora carecía el Ayuntamiento.

El diseño del proyecto combina el aspecto moderno con la conservación de los elementos propios de un edificio levantado en 1883 por Mariano Medarde y que a lo largo del tiempo ha servido como dependencias para matadero, parque de Bomberos, nave de ganado o taller de fontanería.

Francisco Sobrino, el artista que presta el nombre al museo, nació en Guadalajara en 1932 y estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid entre 1946-48. Se marcha en 1949 a Buenos Aires donde realiza obras bidimensionales y utiliza formas geométricas. En 1959 se instala en París, donde entra en contacto con otros artistas y co-funda el Centro de Investigación de Arte Visual, con el que pretende la participación activa del espectador. En ese grupo, figuran artistas como Le Parc, Morellet, Stein, García Rossi o Yvaral. Firma su primer manifiesto 'Assez de Mystifications' y participa en la Bienal de París. Su carrera en Francia es prolífica.

En Guadalajara crea en 1989  'El abrazo', en hierro pintado en blanco, una obra de 20 metros visible desde la autovía Madrid-Zaragoza, a la entrada de Guadalajara.