Adiós de Guadalajara a Santiesteban, que tendrá una casa-museo

Reacciones de admiración y cariño, entre ellas del alcalde, hacia el último gran artista alcarreño. • La ciudad ha dedicado una callejuela al pintor y su casa se convertirá en museo gracias a un convenio aprobado en 2002 por el que el artista cedió el inmueble a cambio de una pensión de 18.000 euros anuales.


La ciudad está despidiendo entre muestras de admiración y cariño al pintor Carlos Santiesteban, fallecido este miércoles a los 88 años de edad. Era Hijo Predilecto de la ciudad desde el 7 de abril de 1999, tenía una calle y su colorida casa en la céntrica Calle Teniente Figueroa, muy próxima al viejo edificio de Correos, se convertirá a partir de ahora en un museo dedicado a su figura, reconocida internacionalmente.

Fue en el Pleno del 18 de diciembre de 2002 cuando todos los concejales asistentes dieron su voto a favor de la propuesta por la que Santiesteban, que no tenía descendencia, cedía a la ciudad el inmueble con su residencia del número 9 de la calle Teniente Figueroa para que, en el momento del fallecimiento que ahora ha sucedido, el Ayuntamiento dispusiese de él para su uso como museo.

A cambio el consistorio se comprometía al “pago de una pensión anual y el derecho de uso vitalicio de la finca”. Este pago se fijó en 18.000 euros mensuales, revalorizados anualmente conforme a la variación del IPC.

Ese acta municipal indicaba que el acuerdo incluía no sólo la adquisición del inmueble sino también del resto de “bienes muebles incorporados al mismo, valorados conjuntamente en la cantidad de 363.490 euros”. Ahora el alcalde, Antonio Román, ha reafirmado este compromiso: Para nosotros [este acuerdo] es un testamento vital y así lo haremos. El Ayuntamiento ya se ha puesto en marcha para poder sacar adelante este proyecto y perpetuar su vida y su obra".

El artista también fue homenajeado con la dedicación de una calle en el centro, un callejón con un único portal que conduce del aparcamiento del Carmen hasta el convento que lleva este nombre y en el que hay unos frescos de su autoría. También en la ciudad de Sevilla, a la que estuvo muy vinculado, tiene el artista el nombre de otra calle, en el barrio Villegas-Los Príncipes.

Una triste noticia para Guadalajara”

El propio alcalde ha manifestado que “su pérdida es una triste noticia para Guadalajara, ciudad a la que estaba profundamente arraigado” y ha recalcado que era "una persona entrañable y querida en la ciudad". También el alcalde Bris, que lo era cuando se firmó el acuerdo para la casa-museo, acudió ayer al propio edificio tras conocer la muerte del pintor y allí manifestó su admiración por la obra y por el compromiso del artista con su ciudad: “era muy desprendido”.

Desde las filas socialistas también ha habido reacciones en las redes sociales, como la del portavoz de su grupo municipal y candidato a la Alcaldía, Daniel Jiménez, en Twitter: “La muerte de Carlos Santiesteban deja aún más triste el casco histórico. Trabajaremos para que su legado siga vivo”. Por su parte, la concejala Magdalena Valerio lamentaba la pérdida de un “magnífico pintor, Hijo Predilecto de Guadalajara y de CLM”; y Manuel Granado, presidente de la Asociación de Guías Turísticos que forma parte de la lista socialista para las elecciones de mayo también recordó a Santiesteban en su cuenta de Twitter mostrando una de sus obras.

La presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, también ha enviado un comunicado para transmitir sus condolencias y resaltar que el artista “atesora una amplia obra derivada de su formación básicamente autodidacta por la que ha sido reconocido en diversas ocasiones”.

No se han hecho esperar tampoco las reacciones a titulo individual de muchos alcarreños o de instituciones como el club de fútbol Deportivo Guadalajara, así como desde el propio mundo de la cultura de Guadalajara, por supuesto, las muestras de pesar y de admiración hacia el artista expresadas en las redes sociales: “fue mi maestro, siempre estará en el alma artista de todos nosotros, de cada alcarreño”, se puede leer en el Twitter de Elena Garzía.

Desde el Casino Principal han manifestado su “consternación y pesar” por el fallecimiento del “pintor contemporáneo más internacional de nuestra tierra”, que era además socio de honor de la entidad, “con la que colaboró en innumerables ocasiones a lo largo de los años y cuyo salón principal está decorado con un mural que lleva su firma.

El cronista oficial de la provincia, Antonio Herrera Cadado, ha recordado que “Santiesteban era amigo y, sobre todo, una gran persona, artista de verdad, sentimiento puro”. El etnógrafo y cantautor José Antonio Alonso lo ha querido recordar como “un maestro y artista que puso un toque original y de color en esta tierra. El Santiesteban que yo conocí y del que recibí clases de pintura en los últimos años era una persona original, sensible y generosa”.

El presidente de la Federación Provincial de Asociaciones Culturales, Juan Antonio Lázaro, considera que se trata de “una gran pérdida” por la que “hoy Guadalajara es más triste y más gris”.

Su obra, en la ciudad

Los homenajes desde su ciudad natal, en la que quiso pasar la mayor parte de su tiempo a pesar de las ofertas para trabajar incluso en el extranjero, se han mantenido hasta casi el último momento. El 19 de septiembre se inauguraba en el Palacio del Infantado su última exposición, ‘Oleos sobre Castilla-La Mancha. Algunos retratos’. Además, el Consistorio le ha dedicado una de sus plantas nobles, que incluye algunas obras de su autoría.

Su comunión con la ciudad ha sido constante en su propio trabajo, con carteles anunciadores de Ferias y Fiestas, la elaboración de un manto para la patrona la Virgen de la Antigua –por una promesa del artista– o la dispersión de numerosa obra no sólo en lugares tan insignes como el Convento del Carmen, la Iglesia San Juan de Ávila o el Casino Principal (el salón allí lleva el nombre del artista desde hace algunos años y tiene un mural firmado por el arista, frescos herederos de otros que hizo anteriormente), sino también en muchos hogares de familias alcarreñas, razón por la cual le gustaba sentirse un artista popular.

Como ha recordado también Diputación en un comunicado para trasladar sus condolencias, hay dos cuadros firmados por el reconocido artista en la entrada al Salón de Plenos, sendas alegorías a la beneficiencia y a la cultura y la educación que fueron encargadas en 1971 cuando se produjo la reforma de la galería superior del Palacio. Una de ellas es una alegoría a las funciones que, tradicionalmente, ha desempeñado la Diputación en el ámbito social, antigua beneficiencia; y otra a la labor educativa y cultural de la Diputación.