El Retablo Arriacense luce ya en la Diputación

La Fundación Cajasol cede este óleo de Victor de la Vega por tiempo indefinido. • Se exhibe ya en la Sala de Juntas de la Diputación donde este martes se ha escenificado la firma de la cesión. • El cuadro será objeto de visitas guiadas para escolares. • El presidente de la Fundación se ha comprometido a que habrá acciones culturales a través de la Obra Social en Guadalajara.


El Retablo Arriacense se quedará en la Sala de Juntas de la Diputación por tiempo indefinido, aunque inicialmente se barajó exponerlo en el Centro San José. La Fundación Cajasol, representada por su presidente, Antonio Pulido, ha cedido este martes a la institución provincial esta obra que para la Diputación "tenía un gran valor sentimental" y por eso se ha comprometido a cuidarla "como lo haría un buen padre de familia", ha afirmado Ana Guarinos.

En su intervención, la presidenta provincial ha explicado de forma somera las gestiones realizadas para traer este cuadro a Guadalajara: "nos pusimos en contacto con la Fundación para localizar el cuadro y una vez localizado manifestamos el deseo de custodiarlo o que fuera cedido. Desde el primer momento, no ha habido ningún problema, todo han sido parabienes y generosidades. Tengo que decir que desde el día en que se localiza el Retablo hasta hoy ha pasado un breve tiempo. Si el convenio no se ha firmado con anterioridad ha sido porque no hemos podido encontrar una fecha. El Retablo estaba en condiciones de haber llegado antes a la institución provincial".

Aunque la presidenta no lo recordó en su intervención, la propuesta inicial para que el cuadro llegase a Diputación fue realizada por el cronista oficial de la provincia, Antonio Herrera Casado, que se preguntó por el destino de la obra cuando se puso en venta la torre de Caja de Guadalajara donde se ubicaba y salió de allí CaixaBank, que absorbió a aquella. El historiador envió una carta a la Diputación que no obtuvo respuesta y promovió el debate sobre el cuadro en un foro de Facebook donde obtuvo una gran respuesta y adhesiones.

"Mi respuesta ahora es de satisfacción porque por fin se verá de forma pública un cuadro que pertenece a la provincia", explica a este medio en referencia a que la obra pertenecía a la extinguida Caja, en cuya fundación estuvo presente la Diputación: "Es lógico por ello que sea allí donde se disfrute del cuadro". A pesar de que se devuelve como cesión y no en propiedad, considera que ha sido un avance y sólo pone, como matiz, que "no se haya abierto definitivamente" al público al estar en la Sala de Juntas en vez de en otro espacio de libre acceso a los ciudadanos, como el Salón de Plenos.

El cuadro permitirá que se conozca una parte de la historia de la provincia de Guadalajara y será objeto de las visitas guiadas que la Diputación realiza con centros educativos desde 2013, año en que se iniciaron con motivo de la celebración del Bicentenario de la institución.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha señalado que se trata de "una obra emblemática para los guadalajareños" y en ella están representados los monumentos y parajes más singulares de la provincia. "Es el sitio donde tiene que estar", ha añadido. Este "magnífico mural" es una composición de carácter alegórico donde una comitiva de Mendoza se encamina hacia Hita a lomo de caballos. También aparece la Catedral de Sigüenza, la figura de El Doncel, atribuido a Sebastián Almonacid que además se refleja en el cuadro, capturado manos a la obra.

El Retablo Arriacense refleja además a figuras ilustres de la vida y la historia guadalajareñas como la princesa de Éboli, el Arcipreste de Hita o el Cronista Juan Catalina, además de montañas como el pico Ocejón o las Tetas de Viana y elementos representativos como unas colmenas de miel. Decenas de referencias al paisaje provincial en una composición poliédrica, que realizó el pintor conquense Victor de la Vega por encargo de Caja de Guadalajara en 1977. A De la Vega, la Diputación le comunicará en breve que el óleo se encuentra en la institución provincial, según ha confirmado Guarinos.

¿Qué pasa con el resto de patrimonio artístico de la extinta Caja Guadalajara?

El Retablo Arriacense es propiedad de Cajasol, depositaria del amplio patrimonio artístico de Caja de Guadalajara -con más de mil cuadros, entre ellos también una colección del pintor campiñero Alejo Vera y las obras ganadoras de los diferentes certámenes artísticos que anualmente organizaba la Caja-. A preguntas de este medio sobre el futuro de este patrimonio y su estado actual, Pulido ha señalado que el patrimonio total de Cajasol asciende a más de 5.000 obras -con piezas referenciales desde el siglo XVII hasta nuestros días- y están custodiadas en un pabellón debidamente acondicionado.

La idea es "pasear nuestra colección (barroca, modernista, impresionista...) por los territorios de origen de Cajasol", esto es, "Huelva, Sevilla, Cádiz, Jerez, Córdoba y Guadalajara", con extensión a Castilla-La Mancha. Un ejemplo es la exposición que bajo el título 'Los Maestros del Barroco en la Colección Cajasol' se inaugura este miércoles en el Salón de Linajes del Museo del Palacio del Infantado y que podrá visitarse hasta el próximo 30 de junio. "Nuestra filosofía", ha precisado Pulido, "es que la colección rote por las diferentes provincias constituyentes de las antiguas cajas que se han ido fusionando hasta llegar a Cajasol. Incluso en otras zonas de España o también a través de la colaboración con otras cajas", como ha ocurrido ya con Ibercaja, por ejemplo, que ha cedido su exposición sobre Goya.

¿Y la Obra Social?

El presidente de la Fundación Cajasol ha asegurado también “el compromiso de Cajasol con Guadalajara, que hoy se refleja en la donación de este mural, y que en el futuro va a tener una continuación importante en numerosas actuaciones no solo en Guadalajara, sino en toda Castilla-La Mancha. Tenemos un compromiso social que enmarca actuaciones culturales, en el ámbito de dinamización empresarial en la zona y en el de la formación y ese compromiso va a seguir aquí, en Guadalajara", ha concluido Pulido.