El arte hecho luz en 10x15 centímetros

21 artistas guadalajareñas firman ‘Asombras’ una exposición artística que estará hasta el 29 de marzo en la Sala Azul del Museo de Guadalajara. • La muestra pretende visualizar el papel de la mujer en la sociedad.


La Sala Azul del Infantado cambia su color por el blanco y negro con un simple clic. El del dedo de una artista al apretar el interruptor de una pequeña luz. Una diminuta bombilla que sale de una serpeteante lámpara blanca, que enfoca directamente a su obra haciéndola cobrar grandeza o hacerse más pequeña. Según la distancia, según la inspiración de quien la mueva. Así hasta 21 veces. 21 son las mujeres guadalajareñas, artistas, que han querido unir su talento en ‘Asombras’, una exposición colectiva sobre el papel femenino. Pilar V. de Foronda, una de las participantes, añade: “es feminista, colaborativa, transgeneracional, interdisciplinar e interactiva”, ya que se ofrece la posibilidad al espectador de que genere su propia obra de arte. 

En ‘Asombras’, concebida para el Día Internacional de la Mujer, el arte surge de la luz y se desliza a través de luces y sombras en las paredes de esta Sala Azul, que ayer en la inauguración de la muestra, se llenó de público. De la penumbra, surge la creatividad. Que se lo pregunten a Sara Arias (Pimpilipausa), a Pilar Prieto, Marian Calvo, Belén Morata, Vicky Vinuesa,  Elena Rubio, Ángela Carrasco, Adela Burgos, Elvira Ongil, Pilar V. de Foronda, Vanessa Bermejo,  Antje González, Julia Gómez, Lidia Mora, Sandra Illana , Sara Barceló, Maite Marinaa,  Nuria Tornero, Rosa Alonso, Isabel Plaza y Ana Ongil.

En el grupo hay artistas profesionales pero también aficionadas y de áreas bien distintas. Desde la ilustración al audiovisual, la artesanía, la pintura, el diseño gráfico o la fotografía. “Todos pasamos dificultades por la vida. Las hay grandes, pequeñas, enormes y otras vitales” que marcan el trayecto de la vida. “Todos somos como somos por aquello que llevamos en la espalda y aquí nos hemos reunido 21 mujeres para contar cómo sentimos ese trayecto vital, las diversas maneras que tenemos de transitar por la vida. Es también un homenaje a todas las mujeres de forma genérica y también a nosotras mismas. Ser mujer no es una cosa fácil pero es magnífico”, explica Sara Escudero, otra de las artistas. 

Madres, ídolos, una misma o tu musa. Todas las mujeres “que han sido importantes para cada una de las artistas o que te hayan impresionado”, señala la ilustradora Ana Ongil, están en ‘Asombras’. La propia Ongil ha elegido a las sufragistas británicas que lucharon por el voto femenino: “también ocurrió en España, donde hubo mujeres que lucharon para que nosotras tengamos la igualdad un pelín más cerca pero todavía muy lejos”, dice. Sara Arias ha elegido, en cambio, a la mujer-mariposa, “mi musa, encarcelada pero con las alas muy grandes, queriendo salir a volar en busca de sus sueños”.

El proyecto de ‘Asombras’ ha cuajado en sólo un mes, articulado en torno al tema de la mujer: “queríamos visibilizar que las mujeres tenemos un papel que muchas veces se minimiza e intencionadamente se reduce a nada. La idea de las sombras quería reforzar y poner el foco en la importancia de ese papel”, reflexiona Ongil.

En varias reuniones se fue diseñando la exposición, que muestra obras inéditas, algunas dibujadas en papel de acetato, otras construidas a base de reglas, escuadras de colegio…-, pero todas creadas a propósito para este proyecto, que además ha permitido tejer redes entre las artistas: “conocer a gente que cree en lo mismo que tú, que te apoya… ha sido una experiencia muy bonita”, añade Arias. 

‘Asombras’ estará hasta el 29 de marzo en la Sala Azul del Museo de Guadalajara y sus organizadoras se muestran abiertas a que la exposición gire e, incluso, crezca: “que sean 22, 23, 24… esta sala es un lujo y el Museo nos lo ha puesto muy fácil, trabajar con Fernando [Aguado, director] es un gustazo”, señala Ongil.

Galería fotográfica

Fotos: E.C.