Formas que emocionan

La Escuela de Arte cumple 10 años y lo celebra con la exposición 'Forma, función, emoción' llenando de creaciones todo el Museo Provincial. • Se trata de un recorrido cronológico por los momentos más importantes que ha vivido esta Escuela a través también de una selección de trabajos expuestos en escaleras, Sala Azul y Salón de Cazadores. • La exposición se ha prorrogado hasta el 8 de marzo.


De la idea a la emoción no hay un sólo paso. Hay varios. Los jóvenes que han pasado durante diez años por la Escuela de Arte de Guadalajara lo han plasmado en los trabajos que exhiben hasta el 8 de marzo en el Museo Provincial, en la exposición con la que este centro educativo celebra su 10º aniversario. Una explosión de ideas, bocetos y proyectos que el visitante se encuentra desde que atraviesa la puerta pequeña del Palacio del Infantado. Hay figurines que acompañan por las escaleras hasta llevar los pasos directamente a la sala azul donde los sueños de los estudiantes se vuelven formas, maquetas y planos. Es la sala dedicada a diferentes decoraciones que plantean para el escenario del Maratón de los Cuentos. Hay macrobosques, bosques de palabras... y corazones que aunque puedan engañar por su forma perfectamente geométrica indican que late puro arte. Y pura emoción que se palpa en las caras, en las conversaciones entre amigos. No es para menos. El Palacio entero se ha llenado de las obras de estos jóvenes que "creen en esto", se sincera Elena de la Cruz, actual directora de la Escuela.

Y esto es un proyecto que nació hace una década de la mano de un "magnífico equipo", dice emocionada Pilar Capelástegui, la primera directora, admitiendo las dificultades de los inicios: "empezamos de forma muy precaria, fue duro", coincidió con Manuela Sánchez, que la sucedió en el cargo. Ahora, esto -dice al ver la exposición- "resulta estético, emocionante" pero la creaciones no sólo son producto de las musas: "sólo con trabajo y trabajo se consigue este resultado", añade con orgullo.

La exposición 'Forma, función y emoción' es un píldora de arte condensada que resume diez años y que además de arte incluye un recorrido cronológico por los momentos más importantes que ha vivido esta Escuela, los artistas que han pasado por su sala de exposiciones, una selección de la multitud de obra realizada en los diferentes módulos que conforman la oferta educativa del centro y proyectos finales de los ciclos formativos de grado superior de Gráfica Publicitaria y Proyectos y Dirección de Obras de Decoración, algunos de ellos, galardonados con diferentes premios a nivel regional.

Los sueños se convierten en fotografía, microcuentos, cómics, dibujos, arte plástico, pintura, diseño de interiores, tipografía y diseño gráfico en la sala 'Función-Emoción', que no es sino el recién recuperado Salón de Cazadores. Allí los discursos se sucedieron. Fernando Aguado, director del Museo, se dirigió a profesores y alumnos lanzando un mensaje claro: "considerad este museo como vuestra casa porque los museos son las casas de las musas. Sois todo un referente artístico". "Creamos tendencia y creemos que es así", defendió segura Elena de la Cruz, actual directora de la Escuela. "Tenemos unos alumnos muy especiales, que son muy felices en la Escuela y a los que inculcamos la curiosidad todos los días por aprender. Creemos que para ellos es un referente y lo es también para la provincia. Con esta exposición queremos que se dé cuenta de ello".

El delegado de la Junta, el arquitecto José Luis Condado -el único representante con responsabilidad de gobierno que acudió a la cita-, presumió de la calidad de las obras expuestas, confesando que a él también le gustaría ser profesor de la Escuela. Los docentes escucharon los discursos, también emocionados, por ser parte clave en este décimo cumpleaños.

Muchísimo público acudió a la inauguración, entre ellos, alcaldes de municipios que han colaborado con la Escuela para encontrar carteles que anunciaron fesetejos o ciclos culturales de esas localidades. Se pudo ver, por ejemplo, a José Ayuso, alcalde de Hita, fotografiando alguno de los carteles del Festival Medieval. También está el cartel anunciador del próximo ciclo de jazz del Ayuntamiento de Azuqueca. Son símbolos de una Escuela que no ha dado la espalda a la ciudad y a su provincia, generando proyectos e ideas como si de un laboratorio creativo se tratase.

"Las ciudades son un conjunto de muchas cosas", escribió Italo Calvino en 'Las ciudades invisibles'. Y esta exposición lo recuerda: "las ciudades son signo de un lenguaje, son memoria, deseos..." Y en el salón de Cazadores hay mucho de ello. También letras, imagen corporativa, diseño de publicaciones, packagin´y frases de maestros, que ayudan a entender más en qué consiste la creatividad. Se puede leer a Le Corbusier, por ejemplo - "Trabajar es respirar"- o a Pablo Ruiz Picasso, en un precioso texto que subraya la capacidad personal.

"Diseñar un espacio es tener pasión por vivirlo" y a tenor de lo que se expone en Diseño de Interiores, no entran dudas. Mucho de lo que cuelga de las paredes son proyectos por realizar, como el de un spa-urbano con todo lujo de detalles o un centro de ocio para amantes del ciclismo para el que su autor ha elegido una de las naves del Fuerte de San Francisco. O, incluso, un stand de la oficina de turismo de Guadalajara en pleno Alcázar. También, el diseño de rehabilitación del viejo Parque Móvil de Guadalajara de los años 60, para convertirlo en un Centro de Arte y Diseño. Hay quien está desarrollando, incluso, un proyecto de Centro Gastronómico en la prisión provincial. Proyectos que son sólo una idea pero ya han tomado forma y esperan existir para emocionar.

Fotos: E.C.


La exposición 'Forma, Función, Emoción' se puede visitar de martes a sábado de 10 a 14 horas y de 16 a 19 horas y el domingo de 10 horas a 14 horas, se prorroga hasta el 8 de marzo, en el Museo de Guadalajara. Palacio del Infantado.

 

Artículos Relacionados