Paralizado el derribo del edificio del 'Pi'

El alcalde, Antonio Román, ha paralizado el derribo del inmueble, "ante la inquietud que ha surgido en algunas personas". • El regidor ha recordado que el expediente de ruina "se solicitó hace tiempo por los propietarios" • Izquierda Unida avisó del derribo el pasado viernes y pidió su paralización por el "valor arquitectónico y arqueológico" del edificio, cuya demolición estaba prevista para ee lunes 21 de julio, según señalaron fuentes conocedoras del derribo a Cultura EnGuada.


El alcalde, Antonio Román, ha paralizado de momento el derribo del edificio del pub Pi. Según ha comentado esta mañana a los periodistas, ha pedido "la revisión de la situación del edificio y la necesidad de la demolición ante la inquietud que ha surgido en algunas personas". Aunque Román ha asegurado que "se derribará" si se pone en peligro la seguridad de vecinos y viandantes. Román ha recordado en este sentido que se trata de un inmueble "que no figura en el catálogo de edificios a proteger en la ciudad" y que "el expediente de ruina se solicitó hace mucho tiempo por parte de los propietarios".

El derribo del edificio del antiguo pub Pi, anexo a la céntrica calle Bardales, estaba previsto para este lunes 21 de julio, según comunicaron fuentes conocedoras del derribo a Cultura EnGuada. IU Guadalajara daba la primera voz de alarma el pasado viernes y pedía la paralización del derribo de "un bien a proteger por su valor arquitectónico y arqueológico".

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Guadalajara, José Luis Maximiliano Romo, admitia que el inmueble "está declarado en ruina y no está catalogado" pero sin embargo, defendía que "tiene elementos con valor arquitectónico y arqueológico y consideramos que sería un bien a proteger y no a destruir". Además, admitía haber pedido al alcalde, Antonio Román, y al Delegado de la Junta, José Luis Condado, que paralizaran el derribo y se solicitaran los informes técnicos necesarios "para tratar de evitar una nueva pérdida del patrimonio histórico-artístico y arqueológico que cada verano se produce en nuestra ciudad".

Un edificio con "elementos peculiares"

Según el líder provincial de IU, en el subsuelo del inmueble "hay una galería de ladrillo de origen remoto y que debajo de esta bodega hay otro nivel, que ahora es inaccesible con la misma disposición de arcos de ladrillo apuntados". Además, "en la última crujía de la finca, la más alejada de la fachada principal, hay una sala cubierta por una techumbre antigua de madera con las vigas vistas y cuarterones, que en una reforma posterior se cambió de uso y se colocó un forjado intermedio".

Apuntaba, además, que "es posible que esta sala está asociada a los restos de un patio, hoy en otra finca colindante de la calle Bardales 2, del que quedan columnas del siglo XV, y sobre el que existe un escrito de la Consejería de Cultura, que data del 9 de febrero de 2008" y que confirma que "en el caso que dicho solar se viera afectado por algún proyecto de obra, sería necesaria la realización de un Estudio del Patrimonio Histórico Artístico y Arqueológico por esta Delegación Provincial".

"Es necesario actuar de forma inmediata y paralizar el derribo para prevenir la destrucción de un edificio que tiene elementos muy peculiares cuya importancia desde el punto de vista histórico-artístico y arqueológico sería necesario evaluar previamente y que podría afectar al solar contiguo sobre el que la Junta ya ha advertido en este sentido. Si se derriba, ya no habrá recuperación posible", afirmaba.


Artículos Relacionados