Muere el escultor alcarreño Francisco Sobrino

El artista murió este domingo a los 82 años tras una larga enfermedad en la Bretaña Francesa, donde residía. • Nacido en Guadalajara en 1932 se formó en París a partir de los 60, donde contactó con otros artistas y participó en los diferentes movimientos artísticos de la época. • Su obra se ha podido ver en Londres, Nueva York o Tel Aviv. • El Museo que lleva su nombre se ubicará en la Cuesta del Matadero, aunque la obra aún no se ha acabado y espera su inauguración para 2015.


El artista alcarreño Francisco Sobrino no podrá ver terminado el museo que llevará su nombre y que expondrá buena parte de su obra en la guadalajareña Cuesta del Matadero. El escultor fallecía este domingo a los 82 años, después de una larga enfermedad, en su casa de la Bretaña, uno de los lugares donde residía: en los últimos años alternaba diferentes periodos entre sus casas de esta región de Francia, de Guadalajara (donde tenía un estudio) y su casa en Utande, una vieja almazara que había rehabilitado. El adiós de Sobrino es la despedida del que era seguramente el escultor guadalajareño contemporáneo más reconocido en todo el mundo por su obra vanguardista.

El alcalde Antonio Román ha anunciado la noticia en una comparecencia este lunes, donde ha expresado "el dolor por la pérdida" y ha señalado que "se ha puesto en contacto con la familia en Francia para expresar las condolencias de la ciudad hacia uno de sus artistas más insignes".

El regidor ha definido a Sobrino como "un vanguardista en su arte, reconocido a nivel internacional". No en vano, aunque formado en dibujo y escultura en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, se trasladó a París al inicio de los años 60 para continuar creciendo como artista y vivir los diferentes movimientos artísticos de la época, aunque especialmente se sintió atraído por la obra de Victor Vasarely, el padre del op art (optical art) y fundó el Grupo de Investigación del Arte Visual, donde investigó acerca de la luz, el movimiento o la inestibilidad visual.

La presidenta provincial, Ana Guarinos, que ha transmitido "su más sentido pésame" y ha querido hacer extensivas sus condolencias a la familia y amigos del artista ha confirmado que la Diputación cederá al Ayuntamiento de Guadalajara una escultura que Sobrino donó a la institución provincial, para el Museo que se está construyendo en la ciudad y que llevará su nombre.

También, el presidente de Siglo Futuro, Juan Garrido, ha anunciado que la Fundación expondrá diez obras de Francisco Sobrino, dibujos con formas geométricas y arquitectónicas sobre papel, con poemas de José Antonio Suárez de Puga, donados por ambos a Siglo Futuro. Se podrán admirar en la sede del colectivo, en la tercera planta del Campus Universitario de la calle Cifuentes.


FRANCISCO SOBRINO, CREADOR DE ILUSIONES

Sobrino era un creador de ilusiones. Lo hacía a través de relieves, de geometrías, investigando la luz, el movimiento, la cinética. A través de óleos, de gouaches, de diseños de vestuario, de esculturas que ha paseado por medio mundo. De su Guadalajara natal, donde nació en 1938, al Museo de Arte Moderno de Nueva York. De la prestigiosa Documenta de Kassel -una de las exposiciones de arte contemporáneo más importantes del mundo- a Suiza, Venezuela, el Centro Pompidou de París,Venecia, Estados Unidos... Este domingo su creatividad se apagó para siempre pasados los 80, tras una larga enfermedad en su casa de la Bretaña Francesa. 

Su 'abrazo' escultórico saluda a quien llega a Guadalajara desde Madrid, por la A2; en 1998, instaló su 'Laberinto de Color' en Santo Domingo. Su museo prevé inaugurarse, después de ciertos problemas y retrasos en la obra, en la antiguas naves del Matadero municipal, que acogerá una exposición permanente de sus creaciones.

Ha sido un artista "olvidado" en España, dice el crítico de arte Francisco Vicent Galdón en el blog La mirada actual. Su ciudad le brindó una gran retrospectiva en 1998, "que sirvió de revisión iconográfica, analítica y visual de las distintas etapas estilísticas, temáticas y matéricas desarrolladas por Francisco Sobrino entre los años 1958 y 1998", añade Vicent. 

La exposición reunió 40 años de creación que se plasmaron en un libro-catálogo que prologó el propio Vicent y gracias a "los ecos de la retrospectiva la obra de Sobrino ha estado presente en importantes exposiciones colectivas españolas como las de 'Cinéticos' del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, la muestra 'Antes del Arte', en el IVAM de Valencia o la del 'Homenaje a Denise René' en el CAM de Las Palmas", instituciones que adquirieron obra de Sobrino para incluirla entre sus fondos.

Un alcarreño a caballo entre España y Francia

Francisco Sobrino nació en Guadalajara en 1932 y estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid entre 1946-48. Se marcha en 1949 a Buenos Aires donde realiza obras bidimensionales y utiliza formas geométricas. En 1959 se instala en París, donde entra en contacto con otros artistas y co-funda el Centro de Investigación de Arte Visual, con el que pretende la participación activa del espectador. En ese grupo, figuran artistas como Le Parc, Morellet, Stein, García Rossi o Yvaral. Firma su primer manifiesto 'Assez de Mystifications' y participa en la Bienal de París. 

Su carrera en Francia es prolífica. Prueba con materiales como metacrilato y acero inoxidable y crea su primera obra arquitectónica en 1965, 'Estructura permutacional', en Sarcelles. En 1972, inicia la creación de obras en torsión primero en metacrilato, luego en bronce y más tarde en acero. Continúa investigando... sobre la técnica del vitral, la luz y color, la energía solar... y en 1979 firma un banco cinético, un conjunto dedicado a las oficinas del Banco Exterior de España en Guadalajara.

En 1981 usa células solares en una primera escultura autoenergética y en 1989 crea 'El abrazo', en hierro pintado en blanco, una obra de 20 metros visible desde la autovía Madrid-Zaragoza, a la entrada de Guadalajara.

En 1991 se centra en actividades para espacios públicos: juegos, obras efímeras, lúdicas, flotantes... y en 1998, Guadalajara organiza una exposición retrospectiva de sus obras a lo largo de la calle Mayor. En 2008, el Ayuntamiento inició el proyecto museístico que lleva su nombre con la restauración de las antiguas naves del Matadero municipal. La obra, actualmente, está parada por diferentes retrasos y el abandono por parte de la constructora del museo. Pese a todo, el Ayuntamiento prevé inaugurar este espacio en 2015.