Pinceladas de arte con compromiso

El pintor Rafael Moreno Pecino recoge en una exposición en Ibercaja una selección de su obra más representativa como apoyo a la presentación de La Fundación Filia de Amparo al Menor en Guadalajara. • La muestra, que incluye retratos de niños y fundamentalmente, bodegones, está abierta hasta el 26 de abril en la sala de exposiciones del centro cultural. • La Fundación Filia intenta concienciar sobre el maltrato psicológico infantil en procesos de rupturas sentimentales.


La verdad en la vida y en el arte. Bajo este inspirador título, la sala de exposiciones del Centro Cultural Ibercaja acoge hasta el próximo 26 de abril una selección de la obra más representativa del pintor cordobés Rafael Moreno Pecino. La crítica dice de él que pinta "realismo espiritualizado", que lo suyo es un "privilegiado pincel" y que posee un "absoluto dominio del dibujo". Y que su manera de tratar el color, la luz, las sombras es "mística". En los cuadros de Moreno, la luz es tan intensa que sólo le falta oscilar; consigue hacer creer verdaderamente que los rayos de sol están entrando por la ventana y tocan el bodegón rural que ha creado para los ojos de quien aprecia su pintura. Esos mismos ojos que Moreno piensa que "reciben de la belleza pintada el mismo placer que de la belleza real". Y eso explica mucho de su obra.

Se puede comprobar en la exposición que Ibercaja inauguró este martes y que acompaña a la presentación en Guadalajara de la Fundación Filia, con el fin de ayudar a sensibilizar a la sociedad sobre el maltrato psicológico "disfrazado" y la "manipulación" silenciosa que "uno de los cónyuges" ejerce sobre los hijos, en procesos de ruptura -300.000 cada año, según datos de la fundación-. "Los padres se divorcian, los hijos no", reza el lema de esta organización, que contó en su presentación -en la sala de exposiciones de la caja- con la presencia de Moreno; la actriz Alejandra Grepi, portavoz de Filia; Lucía del Prado, presidenta de la Fundación; Luis del Castillo, director de la Oficina Principal de Ibercaja en Guadalajara e Inés González, responsable de programación del Centro Cultural Ibercaja.

Rafael Romero no quiso dar demasiados detalles sobre su pintura, sólo atisbó que se trata de cuadros cuya temática está relacionada con la causa que defiende Fundación Filia, "que también es arte", dijo. Hay muchos bodegones, pero también retratos de niños y un cuadro -con un oso que llora pétalos, un arrugado auto judicial ensangrentado y un cuenco roto, al lado de una maza de juez, también con sangre-, pintado expresamente para esta organización privada, sin ánimo de lucro, que trabaja en la prevención de situaciones de riesgo y da "apoyo psicológico y jurídico", explicó Del Prado.

La exposición 'La verdad en la vida y en el arte' deja entrever que estamos ante un artista de trazos perfectos y precisos que plasma la realidad de forma meditada y escrupulosa. Los colores -aunque no hay un arcoiris demasiado amplio- son intensos, inmaculados y los objetos parecen cobrar vida, tienen alma, son verdad.

La muestra se puede visitar de lunes a sábado, de 19 a 21 horas, con entrada libre. Existe la posibilidad de adquirir reproducciones de los cuadros expuestos a partir de 20 euros.

Cela o Buero Vallejo, modelos de Rafael Moreno

Moreno Pecino, cordobés nacido en 1945 pero afincado en la localidad guadalajareña de Trijueque, se especializó en retrato al natural. Suyos son muchos de los retratos publicados en ABC desde 1986, retratos que el poeta Gerardo Diego definió como "fidelísimos y además, nos describan honduras y verdades".

Posaron para él, por ejemplo, el Nobel Camilo José Cela, el naturalista Félix Rodríguez de la Fuente; los escritores y académicos Miguel Mihura, Antonio Buero Vallejo o José Hierro, Miguel Delibes, Ana María Matute o el humorista Antonio Mingote, entre otros. A partir de los años ochenta, Rafael Moreno se especializó en el bodegón.