‘Las Navas de Tolosa’: descifrando cuadros

Este cuadro es la pieza del verano en el Museo de Guadalajara • La tela forma parte de la exposición permanente del Museo, ‘Tránsitos’, que aglutina los mejores objetos de las colecciones que posee. • La pintura, del siglo XVII, es de autor anónimo y procede del Monasterio de Lupiana.


Nadie sabe quién lo pintó, sólo que salió del  Monasterio de Lupiana y que data del siglo XVII. Esta semana cumple 800 años la historia que narra este óleo sobre lienzo: ‘La Batalla de las Navas de Tolosa’ (1212) será pieza del mes durante todo el verano en el Museo Provincial de Guadalajara.

En esta tela se representa, siguiendo el modelo de la pintura al fresco de Jerónimo y Pedro Ruiz de Camargo del Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas (Burgos), un momento de la citada batalla. El protagonismo de la escena recae sobre un un personaje alcarreño, el portador de la cruz Domingo Pascual de Almoguera.

En la batalla se enfrentaron los ejércitos del rey Alfonso VIII con las tropas almohades, un enfrentamiento considerado como “cruzada” y “guerra santa”, por unos y otros contendientes. La batalla de las Navas de Tolosa supuso también un hito dentro de la historia de España porque fue entonces cuando el poder musulmán en la Península comenzó su declive y permitió un avance significativo hacia el sur de los reinos cristianos en los siguientes años.

La victoria de las Navas de Tolosa convierte a Guadalajara en un crisol de culturas. En sus barrios conviven cristianos, mudéjares, judíos… es la época en que más iglesias mudéjares se construyeron en la capital alcarreña. Hoy, apenas quedan huellas, salvo la Concatedral, la iglesia de Santiago y los ábsides de San Gil y Santo Tomé.

‘La batalla de las Navas de Tolosa’ forma parte de la exposición permanente del Museo Provincial ‘Tránsitos’, una muestra que sigue un discurso de carácter antropológico y que incluye los objetos más relevantes de las tres secciones en que se integran sus colecciones: Bellas Artes, Etnografía y Arqueología.

El cuadro, destacado desde julio, se podrá visitar durante todo este mes de agosto. Los visitantes podrán obtener todos los detalles de la obra y del marco histórico de la batalla en el propio Museo. Los más pequeños tendrán material adicional con juegos, dibujos y actividades. Para aprender arte de forma divertida.