El Greco se fija en Guadalajara pero Sigüenza está en duda

El proyecto de Sigüenza para exponer 'La Anunciación' en el Año Greco, que arranca oficialmente este sábado en Toledo, está a estas alturas pendiente de financiación privada. • Una exposición de A. Bresgen, copista del Greco llegará al Museo Provincial en octubre. • Por primera vez, se expondrán todas las telas que se conservan de ‘El Apostolado de la iglesia de Almadrones’. • La programación oficial presentada en Madrid este martes incluye también que la exposición 'El apostolado de Peralejos de las Truchas' se monte en abril en Toledo. 


Cuando todo el mundo estaba pendiente del protagonismo que jugaría Sigüenza en el Año del Greco, la presentación en Madrid no ha incluido a la ciudad de manera concreta. Al menos, de momento. El proyecto de exponer ‘La Anunciación’ seguntina junto a dieciséis tapices del siglo XVII está pendiente de encontrar financiación privada, según ha reconocido a este medio el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, que no tira la toalla y confía en que el cuadro y las telas se puedan exponer juntas “hacia el mes de mayo” en dos estancias de la Catedral. 

En cambio, según ha podido saber Cultura EnGuada, lo que sí es seguro es que el Museo Provincial de Guadalajara acogerá la exposición ‘El Greco a través de A. Bresgen’ entre octubre y diciembre. Y que este acontecimiento cultural permitirá ver por primera vez en Toledo todas las telas que se conservan del Apostolado de la iglesia guadalajareña de Almadrones.

El Año Greco permitirá un hito histórico más: reunir por primera vez  en Toledo, ciudad adoptiva del pintor, más de un centenar de obras  entre el 14 de marzo y el 14 de junio. La mayor parte llegarán de 29 ciudades del mundo. Ahora bien, ¿cómo involucra esta efémeride a Guadalajara? ¿Qué actos se celebrarán en la provincia? ¿Qué otros exporta? 

Sigüenza busca financiación 

Sigüenza se postuló el pasado noviembre como una de las subsedes del Año Greco, presentando un proyecto expositivo de dieciséis tapices del siglo XVII –nunca musealizados- junto al óleo de 'La Anunciación', que El Greco podría haber pintado entre 1604 y 1614 y actualmente se expone en el primer arcosolio de la derecha de la Sacristía de las Cabezas tras la minuciosa restauración y limpieza del año pasado, que permitió, por ejemplo, la visualización de la firma del autor al pie de la obra.

El proyecto está ‘encallado’ por falta de financiación. El alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, ha confirmado a este medio, que se continúa buscando el apoyo de empresas privadas para que la exposición vea definitivamente la luz, aunque se cuente con el visto bueno al proyecto de la organización del Año Greco y también de las instituciones, que habrían dado su palabra de apoyo económico.

Por otra parte, el Ayuntamiento ha solicitado un informe al Instituto de Patrimonio Nacional que concrete el estado de los tapices, “porque no se han tocado en años”, dice Latre. Algunas de estas telas se encuentran en varias dependencias de la Catedral pero otras, “están a la intemperie y alguna, almacenada”, y están deterioradas. En este sentido, se “están estudiando presupuestos para la limpieza de las telas” que están en peor estado.

La idea del Ayuntamiento es que esta exposición perdure en el tiempo y no sea sólo una actividad del Año Greco: “queremos que sea permanente” y que haya “una agenda cultural”.

Lo que se pretende es que este patrimonio, hasta la fecha sin musealizar, y que solamente ha sido mostrado en parte en dos exposiciones, la ‘Histórico-Europea’ de 1892 y la ‘Internacional de Barcelona’ de 1929, sea exhibido junto a La Anunciación en dos dependencias localizadas en el Claustro de la Catedral, la capilla de la Concepción, donde quedaría expuesto el cuadro, y la antigua Biblioteca, que sería el emplazamiento permanente de los tapices. Son estancias que al igual que el citado cuadro de La Anunciación, fueron restauradas recientemente por el Ministerio de Cultura.  

Si no se pudiera exponer todo el conjunto, Latre apuesta por exponer el cuadro junto a “una primera serie de ocho tapices”. La idea, insiste, es “iniciar la exposición de mayo a junio”. Confían en que el proyecto vea la luz, “es ilusionante” y alegra el hecho que Sigüenza fuera mencionada durante la presentación oficial del Año Greco. No en vano es uno de los 30 lugares en España con “restos de El Greco”. 

El copista de El Greco, en el Museo Provincial  

Lo que sí es seguro, según ha podido saber este medio, es que de octubre a diciembre llegará al Museo Provincial la exposición ‘El Greco según A. Bresgen’. Bresgen (1888-1987), pintor alemán, está considerado como uno de los copistas más destacados del siglo XX. Interpretó a los grandes maestros de la pintura que se podían ver en los museos europeos –fue copista en el Louvre- y americanos pero especialmente copió a Rubens y a El Greco.

Con toda probabilidad, formarán parte de la exposición las pinturas originales que representan cuadros de El Greco y que el hijo de Bresgen donó a Castilla-La Mancha por deseo expreso de su padre, ya fallecido. Lo hizo coincidiendo con la muestra que albergó el Museo de Santa Cruz de Toledo en 2008 sobre este pintor, con 18 pinturas originales que representaban pinturas de El Greco.

El conjunto correspondiente a la donación  data de entre 1925 y 1937, cuando Bresgen realizó las versiones de los Grecos que existen en la Galería Nacional de Roma, y también del cuadro ‘Expulsión de los mercaderes del templo’, en la Galería Nacional de Londres.

En la donación, también figuran otras obras como el ‘Retrato de Jorge Manuel Theotocópuli’, ubicado en el Museo de Bellas Artes de Sevilla o el cuadro ‘Visión de San Ildefonso’, que se halla en el Hospital de la Caridad, de Illescas, así como diferentes piezas que alberga el Museo de Santa Cruz y el ‘San Lucas’ perteneciente al Apostolado de la Catedral de Toledo.

El Apostolado de Almadrones y el de Peralejos se verán en Toledo

La exposición ‘El Greco: arte y oficio’ reunirá del 8 de septiembre al 9 de diciembre en el Museo de Santa Cruz de Toledo, por vez primera, todas las telas que se conservan del Apostolado de Almadrones, dispersas tras la Guerra Civil. Los nueve cuadros –algunos hablan de trece: los doce apóstoles y el Cristo Salvador- que forman la serie están dispersos entre varias pinacotecas y colecciones particulares de Estados Unidos y el Museo del Prado. Será uno de los cuatro que se verán en el Santa Cruz y “una oportunidad única”, según la organización, “para ver los cuatro apostolados más interesantes” del Greco. 

El conjunto es, según Leticia Ruiz, comisaria de la exposición  y Jefa del Departamento de Pintura Española anterior a 1700 del Museo del Prado  “realmente importante para hacernos una idea de la mecánica de trabajo del Greco y su taller en el periodo tardío del maestro”.  

Según explica en un estudio Juan Carlos Redondo, oriundo de Almadrones, se trata de unos lienzos que “permanecieron dos siglos en el anonimato más absoluto“ y que se encontraban, fruto de una donación de Miguel del Olmo y de la Riba, de familia ilustre del pueblo, “entre el ábside y las bóvedas laterales de la iglesia de Armallones colocados a siete metros de altura”.

Ignorados en el ‘Catálogo’ que el entonces cronista provincial Juan Catalina realizó en 1905, fue al inicio del estallido de la Guerra Civil de 1936 cuando se trasladaron al Fuerte de San Francisco. Se descubrieron que estos cuadros eran obra de El Greco y que databan de 1610-1614.

El Obispo de la Diócesis los vendió en plena guerra, debido al hambre, y viajaron a mediados del siglo XX a Estados Unidos y hasta El Prado. 

Guadalajara también exportará al Año Greco 'El Apostolado' de Peralejos de las Truchas’, que se podrá ver entre abril y mayo en el Museo de Santa Fe de Toledo y que ya se pudo ver en el Museo Provincial. 

Se trata de seis cuadros que formaban parte de un apostolado procedente del monasterio de San Bartolomé de Lupiana, “de escuela napolitana y de indudable tono riberesco”, y que su restauración ha permitido descifrar que fueron pintados por el valenciano Miguel March, discípulo de José de Ribera.  

El concierto de campanas de Llorenç Barber desde varios campanarios de la ciudad de Toledo, junto a un espectáculo pirotécnico, abre oficialmente el Año Greco, este sábado. Durante todo el año, la cultura desfilará de manera especial en la capital de Castilla-La Mancha. Es el acontecimiento cultural del año en la región y habrá que esperar para ver si dejará más huella en la provincia de Guadalajara.

 

Artículos Relacionados