Ecologistas en Acción exige a la Junta que apuntale Bonaval

La organización conservacionista recuerda que hay 500 denuncias individuales y 1.150 firmas recogidas exigiendo una solución que no ha llegado aún. • Ha enviado un escrito alertando de que “el monasterio puede venirse abajo definitivamente”.


Ecologistas en Acción de Guadalajara ha solicitado por escrito al consejero de Cultura, Marcial Marín, que “tome ya una decisión” sobre el monasterio cisterciense de Bonaval en Retiendas, y evite así “que se termine de derrumbar antes de que llegue la primavera”.

Tras los últimos sucesos y después de que haya una corriente de sensibilidad surgida con este monumento que aún no ha sido atendida, esta organización conservacionista ha dado el paso con el envío la semana pasada de un escrito en el que solicita explícitamente el “apuntalamiento de sus muros, de carácter urgente”.

La carta recuerda que la estructura del edificio “se encuentra muy debilitada tras el último derrumbre que sufrió” y aclara también que esta decisión puede ser adoptada por la Junta, según las competencias que le atribuye la Ley de Patrimonio de Castilla-La Mancha de 2013, mientras el Ayuntamiento de Retiendas ultima los detalles de todo el proceso burocrático de poner Bonaval bajo titularidad pública.

Ecologistas en Acción se teme que “el monasterio pueda venirse abajo definitivamente”, más aún ante “las inclemencias del otoño y el invierno”. Y, ante la paralización que al menos públicamente transmiten los despachos regionales, instan a un cambio de actitud: “esperamos que las 500 denuncias individuales y las más de 1.150 firmas hagan recapacitar al Gobierno de Castilla-La Mancha, y evite el derrumbamiento de este importantísimo patrimonio”.

Según recuerda la asociación en un comunicado enviado a la prensa, este monasterio “es una joya arquitectónica”, declarado Bien de Interés Cultural además, que no debe perderse y su estado es lamentable, debido a la incapacidad de la administración en tomar medidas de urgencia y sobre todo el solventar una situación de propiedad que se arrastra desde hace décadas.

También el portavoz de la plataforma Salvar Bonaval, Ismael Clemente, alertaba hace unos días al registrar las denuncias que el estado de ruina del edificio es “lamentable” y que se temen que en apenas unos meses “todo se venga abajo”.