Guarinos no responde aún sobre el 'Retablo Arriacense'

El cronista oficial de la provincia envió hace más de dos semanas una carta a la presidenta de Diputación pidiendo gestiones para recuperar el cuadro. • Exige que no se pierda el mural de Víctor de la Vega, que presidía la sala de Juntas de la antigua Caja Provincial.


Silencio absoluto. No hay respuesta desde Diputación Provincial ni a las informaciones publicadas ni a la carta enviada por el cronista oficial de la provincia, Antonio Herrera Casado, en la que pedía directamente a la presidenta Ana Guarinos que hiciese gestiones para recuperar este mural de temática provincial.

“Envié una carta muy formal y protocolaria a la presidenta, pero no ha sido contestada”, asegura el historiador, que ha liderado una campaña para que este cuadro no se pierda. La carta estaba dirigida a la Presidencia.

Ni la presidenta ni el área de Cultura han ofrecido tampoco ninguna novedad sobre el asunto a Cultura EnGuada, que por segunda vez preguntaba la semana pasada acerca de su parecer sobre esta petición pública por parte del cronista oficial de la provincia, que fue objeto de un amplio reportaje en este medio.

Cabe recordar que el cuadro se encuentra en estos momentos en propiedad de Cajasol, depositaria del amplio patrimonio artístico de Caja de Guadalajara (con más de mil cuadros, entre ellos también una colección del campiñero Alejo Vera). Ante la venta de la torre de la antigua sede de la Caja, al otro lado de la autovía, por parte de La Caixa, propietaria actual, Herrera Casado y un grupo de intelectuales ha pedido que no se pierda de vista el ‘Retablo Arriacense’ y que, a poder ser, se pida su cesión para exponerlo en algún centro de titularidad pública.

Fuentes de la Fundación Cajasol confirmaron a Cultura EnGuada que el cuadro estará visible a medio plazo, solución que pasaba por dos posibles vías: colgarlo en el futuro centro cultural que abra esta fundación en la ciudad, cuya ubicación está por determinar, o estudiar cualquier propuesta que Diputación u otra entidad dirigiese a sus despachos, cosa que no habría ocurrido, según la entidad, hasta ese momento.

El cronista oficial recuerda que, más allá de las operaciones privadas llevadas a cabo en los últimos tiempos (la fusión con Cajasol y la posterior absorción de la surgida Banca Cívica por La Caixa), la Caja Provincial fue una entidad puesta en marcha con fondos de Diputación. También el contenido del cuadro, una alegoría sobre la provincia que contiene numerosas referencias a paisajes y personajes de todas las comarcas, son según el historiador un argumento más para que el cuadro acabe en dependencias provinciales, como ocurre con el retablo que el mismo pintor hizo sobre Cuenca y que hoy luce en la sede de la Diputación vecina.