Un mosaico de enseñanzas

Una exposición abierta hasta el día 10 exhibe más de 30 cuadros de alumnos de Dibujo y Pintura que se imparten en el centro cultural de la entidad. • El profesor, Juan Carlos Fuentes, destaca “el esfuerzo importante” de todos ellos.  La muestra es una variopinta exhibición de técnicas, formatos y niveles del alumnado.  En octubre comienza un nuevo curso, con la novedad de un monográfico de dibujo con modelo humano.


Con sana y a aveces falsa modestia, sin creerse más artistas de lo que son, pero tampoco menos, una treintena de alumnos de los cursos de Dibujo y Pintura de IberCaja ha colgado ya una colección con lo mejor de los trabajos realizados durante el curso pasado. En la antesala de un nuevo curso, estos creadores han mostrado su manejo de diferentes técnicas, desde carboncillo y grafito hasta pastel, acrílico, óleo y mixtas (la acuarela será objeto de una exposición posterior).

La inauguración de la exposición tuvo lugar este martes por la tarde en el Centro Cultural de IberCaja, con asistencia de los artistas y familiares y amigos. También estaba entre ellos el profesor de los cursos, Juan Carlos Fuentes, que destaca “el esfuerzo importante” de sus alumnos. El resultado es todavía más amplio del que se exhibe estos días al público, ya que apenas se ha colgado una obra por alumno y sólo de aquellos que han querido o se han atrevido: “son todos los que están, pero no están todos los que son”.

Naturalezas vivas y muertas, edificios y muchos paisajes conforman la mayor parte de una exposición que exhibe cuadros de muy diversos formatos y acabados, porque hay desde alumnos recién iniciados hasta auténticos veteranos. “Las técnicas escogidas y las capacidades son diferentes en cada uno de los alumnos, pero de lo que me encargo es de que el esfuerzo y el mérito sea igual en todos”, asegura el profesor, para quien resulta “una satisfacción” ver el resultado del trabajo colgado en una pequeña muestra de cuanto se ha hecho.

“Aquí ha llegado gente que no tenía ni idea, pero que intuía que le podía gusta el arte; le faltaban las habilidades o las habían tenido dormidas y ocultas, y las hemos ido sacando poco a poco”, añade Fuentes, que pone entre algunos de los ejemplos los de aquellas personas que ya tienen cincuenta o sesenta años y que acuden a los cursos para desarrollar una vocación que tuvieron de jóvenes y de la que, por las circunstancias laborales, no pudieron ocuparse hasta su madurez.

El profesor también indica la variedad de edades y de “pretensiones” de sus alumnos, desde aquellos que “vienen porque disfrutan del aprendizaje y de la experiencia de hacerlo cada día un poco mejor hasta otros, sobre todo los más jóvenes, que se preparan para una carrera posterior en la que les pueden venir bien estos conocimientos”, admite.

La exposición puede visitarse hasta el próximo 10 de octubre en el Centro Cultural de IberCaja, situado en la Calle Doctor Fleming, entre las siete y las nueve de la tarde, con entrada libre.

Próximo curso

En octubre arrancan también las clases del nuevo curso, en el que vuelven a impartirse estas enseñanzas de dibujo y pintura, además de Dibujo Artístico, Acuarela y Dibujo con modelo humano, la gran novedad.

En este último caso se trata de un monográfico de cinco sesiones con teoría, ejercicios y práctica con modelo que, según el profesor Fuentes, permitirá dar un paso adelante en el reto de plasmar la figura humana, donde las proporciones y la insinuación del movimiento resultan más complejas que al representar otro tipo de figuras inanimadas.

Artículos Relacionados