Una caravana fabulosa

Durante tres horas las 25 carrozas recorrieron las calles de Azuqueca. • La peña La 22 elaboró el diseño que encandiló al jurado, con una colorista recreación de un carnaval veneciano. • También hubo premios para El Cebollón, El Pendón, Chupichusky’s y El Trébol. • El alcalde ha calificado el desfile, que por quinto año ha lucido el cartel de Interés Turístico Regional, como “magnífico”.


El desfile de carrozas de Azuqueca goza de merecida fama y lució ayer por quinto año consecutivo el título de Fiesta de Interés Turístico Regional. No es para menos. Las carrozas azudenses, no es ningún secreto, son una exhibición de originalidad, trabajo y colorido que imprimen carácter al arranque de unas Fiestas de Septiembre en las que la austeridad no castiga a su evento más populoso y emblemático, precisamente porque corre a cargo de la buena voluntad de los peñistas. Este domingo, y ya van casi cuatro décadas, los tractores, los camiones y hasta alguna excavadora volvieron a remolcar un puñado de mundos de fantasía.

Ha sido la peña Los 22 la que ha encandilado este año al jurado, cuyos componentes se dispersaron por diferentes puntos del recorrido. Después de tres horas de desfile, con algún que otro contratiempo para algunas carrozas, se daba a conocer el esperado veredicto de cada año. El carnaval veneciano, con su comparsa de baile de la ciudad de los canales y sus enormes y coloridas máscaras, recibía el primer premio pasadas las doce de la noche. Y seguramente no sorprendió a nadie.

La recreación del 'Carnaval Veneciano' hecha por la peña La 22 toma así el relevo a El Trébol, que el año pasado lograba este mismo galardón con su carroza andaluza, y que este año también se ha llevado el quinto con su composición basada en La India. Los segundo, tercer y cuarto premios eran para las peñas El Cebollón, con una composición inspirada en el cuento de 'El flautista de Hamelín', El Pendón con su carroza de 'China' y Chupichusky´s, que cerraron la comitiva festiva con 'Egipto'.

Fueron estas las más aplaudidas de una caravana fabulosa que volcó el ingenio y las divertidas coreografías (que también son valoradas por el jurado) especialmente en universos de cuentos y películas infantiles y el exotismo de algunas regiones del mundo.

Todo a favor

Durante todo el desfile numeroso público se arremolinó en torno al recorrido, sobre todo en el primer kilómetro y en la Plaza de la Constitución, el punto de llegada, donde el balcón del Consistorio daba cobijo a numerosas autoridades, entre ellas el alcalde Pablo Bellido y la diputada provincial de Cultura, Marta Valdenebro. No faltaba a la cita el concejal de Festejos, Santiago Casas, que representaba esta área municipal y además volvía a demostrar sus tablas como ‘speaker’ del evento.

Las 25 peñas públicas se pusieron en fila para partir al filo de las nueve y cuarto de la noche. Abría la comitiva Alcatraz, que llegaría a su destino una hora y cuarto después con su carroza ‘Peces’, en la que dos enormes pescados fabricados en madera pintada iban arropados por otros pececillos con patas. No serían los únicos, también El Catre haría una apuesta submarina con ‘Nemo’, donde recreaba a diferentes personajes de la película en una gran pecera, presentando una carroza de una bella factura que, sin embargo, se quedó sin premio, tal vez porque desfilaba con el mal fario del número trece.

Los dibujos animados fueron también la elección de la tercera carroza, de la peña Psiquiátrico, que apostó por la película de animación ‘Rompe Ralph’, con una divertidísima coreografía de caramelos sugus tras el remolque. Funeraria, en noveno lugar, prefirió los ‘Autos locos’, que entre los más descerebrados a los que aludía contaba con un divertido coche de cartón cerrando su comparsa. Los Dalton, por su parte, recrearon con gran fidelidad los personajes de la película ‘Mi villano favorito’.

Carrozas muy televisivas

La televisión también sigue reclamando su papel de musa para las carrozas de Azuqueca. Este año lo fue para La Calavera, con la ochentera ‘La bola de cristal’ en su apuesta esotérica (y un Mario Vaquerizo verdaderamente chistoso), aunque también para El Palike, con su ‘Homenaje a Miliki’, que sin duda puede presumir de una de las mejores coreografías de todo el desfile: no faltaron para ello las canciones clásicas del repertorio de los payasos de la tele y un “¿cómo están ustedes?” para saludar al balcón del Consistorio.

Más modernas eran las referencias de El Biberón al ‘reality’ Master Cheff, con una carroza (dicen las malas lenguas) elaborada a marchas forzadas, pero que sirvió un menú más que aceptable; y La Amistad, en su caso con un título de serie, ‘La que se avecina’, para una de las más originales propuestas: una casa de muñecas versión bloque de edificios, con cartel de ‘Stop Desahucios’ incluido. Fabulosos estuvieron también los músicos con sus ritmos tribales para hacer bailar a los peñistas.

Y de la pantalla, aunque en este caso de los videojuegos, también salió la inspiración para Los Bravos, con ‘Super Mario Bross’ y su comitiva de ‘supermarios’ a pie. Marcianitos ha habido siempre también en las consolas y juegos de ordenador y alguno de ellos tiene cierto parecido a los extraterrestres de Akelarre, con su comitiva sobre el espacio y un enorme cohete apuntando a la luna. La más dulce de las comitivas, en todo caso, fue la de Felpudillos, con sus ‘Chucherías’ bien esculpidas sobre la carroza y otras muchas y muy simpáticas a rebufo: piruletas y ‘lacasitos’ con patas, conguitos andantes, chicles con envoltorios y pelucas de colores…

Entre las ideas más originales, la segunda carroza, ‘La montaña rusa’ de Las Torres, con una simpática puesta en escena con los niños sobre el artefacto de feria y el resto a pie dibujando simpáticas estampas que imitaban a los vertiginosos descensos en estas atracciones. Tampoco les fueron a la zaga en diversión los peñistas de Azikuecanos, que ofrecieron una versión propia de autos locos.

El deporte también estuvo presente, tanto el de invierno como el de verano. La Ruhina propuso una más que digna pista de esquí seguida de una comparsa de muñecos de nieve de todos los tamaños, mientras que La Perrera apostó por un asunto de rabiosa actualidad: ‘Juegos Olímpicos’. Tenían previsto hacer un guiño a 2020 si las noticias hubiesen sido otras. A cambio, hubo guasa, con un cartel de ‘Relaxing cup of café con leche’.

Tres homenajes a sí mismos

Otras carrozas se homenajearon a sí mismas. La Mosca-Gao celebraba su décimo aniversario con una de Grecia en la que se aludía a esta fecha redonda, aunque si por algo destacan estos muchachos es por la charanga ‘El conejo de la Loles’ y el ritmo frenético que imprimen a la marcha de la peña. Mientras, Los Cachimbas celebraban su cuarto de siglo con una carroza en la que había eso mismo, una enorme cachimba. Tal vez por los efectos de la cachimba iban tan bailongos estos elegantes peñistas, cuya alegría contagiosa por el cumpleaños también pudo ser causante de su generosidad en el reparto de caramelos. Por otro lado, también El Bollo hacía lo propio en su cuarenta cumpleaños, destacando figuras de las ediciones en que ganaron el premio del desfile y llamando la atención sobre todo un gran acueducto (con fotos colgadas de sus carrozas de los últimos años) y los peñistas disfrazados de personajes de circo o de romanos.

El exotismo corrió a cargo de El Pendón, con su carroza china, no sólo con una impecable caracterización de la comparsa sino con una de las figuras más bonitas del desfile, un enorme dragón. El Trébol también miró hacia Oriente, con su carroza de La India: siempre ofrecen una propuesta de calidad y esta vez, sin llegar a la altura del año pasado, no faltaron elefantes, tigres y la vaca sagrada sobre el remolque, mientras sonaba la música de Bollywood para ambientar este viaje hasta el subcontinente asiático.

Pero fue La 22, que brilló en un ecuador del desfile en el que se agruparon parte de las mejores carrozas, la que se llevó el gato al agua. No sólo eran fantásticas sus enormes y coloridas máscaras venecianas, sino el conjunto de la puesta en escena de los peñistas y la mucha y buena animación de la charanga Makumba. Lo tuvieron todo.

Bellido: Cada año nos sorprende el ingenio”

Al término del desfile, pasadas ya las doce de la noche, el alcalde Pablo Bellido calificó de “magnífico” el evento: “Cada año nos sorprenden el ingenio, el trabajo y la dedicación de los peñistas para hacer realidad este desfile artesanal que suma muchísimas horas de trabajo”. No sólo el resultado final emocina a los azudenses, sino que la confección por parte de los propios vecinos es un motivo añadido del que presumen a menudo: “Es, sin duda alguna, un desfile único del que nos sentimos muy orgullosos”, ha afirmado el regidor, en unas declaraciones facilitadas por el Ayuntamiento, realizadas tras felicitar a las peñas y recordar que se trata del acto más multitudinario de las Fiestas de Septiembre. “Las calles se han vuelto a llenar de gente esta noche para seguir el recorrido de las carrozas”.

Actos del lunes

Por último, cabe reseñar que para este lunes el programa de Ferias reserva diversos actos, entre ellos una exhibición de Estudio Danza en la carpa del recinto ferial (20 h.) y una actuación del grupo rociero Nuevo Amanecer en el escenario de la Casa de la Cultura (20:30 h.). Ya a las 22 horas, la orquesta Gran Prix ameniza la verbena de la carpa del ferial y a las 23 horas, Carmen Mora interpreta copla en la Casa de Extremadura.

CONSULTE AQUÍ EL PROGRAMA COMPLETO DE LAS FIESTAS


Galería de todas las carrozas del desfile de la XVIII edición:

Fotos: R.M.