Patricia Dubreuil reivindica el derecho a soñar

La artista afincada en Azuqueca expone en el Paladio de Dávalos 32 dibujos a color de su serie ‘Somos lo que soñamos’. • Ha incorporado algunas láminas nuevas en las que, fiel a su estilo y temática, refleja el estado de ánimo que atraviesa la sociedad.


Los personajes de Patricia Dubreuil nos convencen de que "no podrán quitarnos las ganas de soñar" y nos plantean deseos que se pueden hacer realidad, como un viaje a través de la literatura en el que la protagonista se sitúa a medio camino de una escalera en un enorme estante de libros. Estas dos propuestas forman parte de dos de las láminas nuevas que podrá apreciar el público habitual de la artista afincada en Azuqueca en su última exposición, instalada desde hace una semana en la galería superior del Palacio de Dávalos.

La joven ilustradora vuelve a mostrar su inconfundible trabajo en Guadalajara, después de una reciente exposición en la Escuela de Arte, donde estudió, y lo hace con 32 láminas, algunas de ellas inéditas, que mantienen el mensaje común: “somos lo que soñamos”.

Para Dubreuil, las láminas nuevas son “un poco el reflejo de la situación actual que casi todos vivimos” y que en su caso canaliza a través del lápiz de color: “es uan forma un poco crítica, a la vez que esperanzadora, de ilustrarlo”. Hay, incluso, algún tic más desesperanzador de lo habitual, como la niña que arrastra una cometa-nube muy oscura, como quien en realidad arrastra un mal pensamiento que pesa como una losa.

La creadora cántabra y residente en Azuqueca cree que los estudiantes que estos días han estado preparando la selectivadad, los lectores de mayor edad habituales de Dávalos, los niños que persiguen álbumes ilustrados… son un público que “sabrá apreciar” una obra “muy encaminada a la ilustración editorial infantil”, como ella misma la define.

Con una mezcla de inocencia y suspicacia, sus personajes (niñas) ofrecen una visión de las cosas que hacen tambalear los cimientos de la razón que nos gobierna sin necesidad de estridencias. “Cuidado con los que cantan flojito y bailan pequeño; ellas también pueden tener un plan para comerse el mundo”, advierte una niña subida a un enorme zapato de tacón.

El derecho a soñar lo es también a comerse un dulce, a ver una puesta de sol o a disfrutar de pequeños placeres de una vida que no siempre lo pone fácil con su tozudez para hacernos pasar por el aro. Así ocurre que, de pronto, uno o una se pregunta “quien me mandaría meterme en estos berenjenales” (su personaje está sobre una montaña de berenjenas, claro).

Entre la necesidad de hacer realidad los deseos y la realidad que se impone con toda su crudeza, una pequeña Rapunzel de pelo cortísimo se teme que la huída desde lo alto de la torre irá para largo. Las 32 láminas expuestas son, una vez más, 32 formas de mostrarnos cómo estar en la parra. Con todo lo interesante que tiene para cambiar de perspectiva. Y quien dice estar en la parra dice también encaramarse al cuello de una jirafa.

Sentimientos, ilusiones y locuras

En una reciente entrevista publicada en Cultura EnGuada por su exposición en la Escuela de Arte, esta artista, conocida también como PatriDubre, aseguraba que sus muestras ofrecen “una colección de... 'sueños hechos dibujo'. El espectador se va a encontrar un montón de ilustraciones que salen desde dentro; plasmo en ellas sentimientos (y sueños, sobre todo sueños), conversaciones con amigos, ilusiones y hasta locuras que se me pasan por la cabeza”. Todo ello con las sanas intenciones de “divertir al visitante y, si puede ser, sacarle una sonrisa o alegrarle el día”.

Nacida en la localidad cántabra de Comillas en 1988, Dubreuil estudió en 2006 el Bachiller de Artes en la Escuela guadalajareña y posteriormente cursó también allí el Ciclo Superior de Gráfica Publicitaria. En los últimos meses ha expuesto en Horche, en la Escuela de Arte y, entre otros espacios, en la Librería Árbol Rojo. Mantiene también un blog.

La exposición, que quedó colgada con el inicio del mes en la galería superior del céntrico palacio que alberga la biblioteca pública, podrá visitarse hasta el próximo día 14. 


Galería fotográfica:

 

Fotos: R.M. /Cedidas por Patricia Dubreuil.