Antología de Mariano de la Concepción en Sigüenza

Mariano de la Concepción Torreira expone una muestra antológica de su obra en la Casa del Doncel de Sigüenza. El pintor vuelve a exponer en su tierra, algo que no hacía desde 1999. • Además de su última obra, no faltan los iconos característicos de su pintura, como los botargas o la Alcarria. • La exposición permanecerá abierta hasta mediados de julio.


La Casa del Doncel acoge hasta mediados de julio una exposición antológica de la obra del pintor seguntino Mariano de la Concepción Torreira. Vuelve a exponer en su casa, después de 14 años sin hacerlo, ya que la última vez fue en el Parador en 1999, junto a Mariano Canfrán y Máximo Robisco.

Esta vez, ha estado acompañado en la inauguración por el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, por la concejala de Cultura, Sonsoles Arcones, y por la cronista oficial de la ciudad de Sigüenza, Pilar Martínez Taboada, además de por decenas de vecinos y amigos. Los cuarenta cuadros que integran esta muestra permanecerán en dos de las salas de la Casa del Doncel hasta el día 15 de julio. 

“La exposición recorre el camino que inicié en Sigüenza, junto al Románico de la Catedral, de San Vicente, de Santiago y de otras iglesias de la comarca”, ha explicado De la Concepción, que reconocía que “todos estos monumentos fueron fuente de inspiración para mí, contribuyeron a mi formación como pintor y alimentaron la búsqueda de mi propia identidad”. 

En esta exposición no faltan los iconos que identifican al pintor seguntino: “cada artista lleva consigo compañeros de viaje inseparables, elementos esenciales en el desarrollo de su obra. En mi caso son mis botargas, mis músicos, mis viajes, mis alcarrias, próximas o lejanas,  y mis figurativos, vistos o inventados”. 

“Como todos los grandes artistas, Mariano ha creado un universo propio en sus obras, que logra gracias a una personalísima técnica, asombrosa en su meticulosidad”, relató la cronista seguntina, Pilar Martínez Taboada. “Su dibujo preciso lo aprendió de muy joven en su ciudad natal, Sigüenza, en el estudio de Antonio Labrada, el arquitecto restaurador de la catedral”, añadió. 

La cronista expuso, además, que “desde sus inicios no ha abandonado el expresionismo figurativo, hecho que en más de una ocasión le apartó de ganar importantes concursos, aunque a nuestro artista no le faltan premios a lo largo de su dilatada carrera”. 

Admirador de Gutiérrez Solana, De la Concepción “nunca fue tan sombrío como él, aunque durante años reflejó, en blanco y negro, la Alcarria más profunda y su paisanaje. Los hombres y mujeres que pueblan sus grandes cuadros componen una galería de retratos inolvidable, sobre todo por la expresividad de sus manos, que trasmiten un lenguaje ancestral. Y junto a ellos, tratadas con igual minuciosidad, las casas donde habitan y las iglesias donde rezan”, añadió. 

Una obra colorista

Martínez Taboada recordó que “desde su viaje a Cuba, en el año 2000, el color, que tímidamente aparecía hasta entonces en algunas de sus obras, ha inundado sus pinturas, como se evidencia en su magnífica colección de ‘botargas’, sus girasoles o sus bodegones. También con el color nos acerca a las ciudades y edificios que conoce y que ama profundamente, desde El Cairo a La Habana, desde Santa Sofía a la Alhambra”. 

“A Mariano de la Concepción la profunda sensibilidad para captar el alma de los hombres, de los pueblos y de las ciudades, le nace de su amor a la música, que le viene de tradición familiar. De hecho, en todas sus exposiciones no faltan el retrato de músicos e instrumentos de ‘la banda’, como un sincero homenaje a ‘sus mayores", finalizó. 

La exposición de Mariano de la Concepción está vinculada al curso ‘Sigüenza: un libro abierto de Historia del Arte’ que ha impartido la cronista oficial seguntina, Pilar Martínez Taboada, como parte de la Primavera Universitaria, y más en concreto a la última de las clases que disertaba la doctora Mónica Carabias, profesora de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid.  

 

Al terminar su presentación, Martínez Taboada anunció que el año próximo dedicará su curso de la Primavera Universitaria al arte contemporáneo. En él se estudiará la obra de los grandes artistas seguntinos de forma interactiva. 

Artículos Relacionados