Trillo, un pueblo muy pintoresco

Unos setenta pintores han llegado de diferentes puntos del país, muchos de la provincia • El ganador, Sergio del Amo, celebraba su treinta cumpleaños. • Trillo "es un lugar paradisiaco", dice el vencedor, que conoce bien la localidad y sus alrededores. • Los artistas relatan su experiencia en esta cita con solera.


El guadalajareño Sergio del Amo ha ganado el XI Concurso de Pintura Rápida de Trillo con un cuadro que evoca la desembocadura del río Cifuentes en el Tajo, al que el pintor ha querido dar un aire distinto añadiendo en la composición una figura, a favor de lectura que se sale de plano, a contracorriente del río.

“El de Trillo es un certamen que tiene prestigio por los premios y por el jurado. Entienden de pintura y juzgan como pintores”, comentaba el ganador, que precisamente hoy cumplía 30 años. Para él han sido los 1.800 euros con los que estaba dotado el primer premio. “Sobrevivo con la pintura. Pintando soy feliz. He plasmado en mis cuadros muchos temas de Trillo. Tengo casa en Pareja y conozco bien el pueblo. Es un lugar paradisiaco. En cualquier sitio encuentras motivos. Quizá porque donde se unen dos ríos hay energías, fuerza y vida”, decía con su cuadro en la mano, después de recibir el premio de manos del alcalde, Francisco Moreno.

El segundo premio, dotado con 1.500 euros, ha sido para Fernando García Medina. El tercero (1.000 euros), lo ha ganado Isabel Martínez Calzado. El premio de la Central Nuclear de Trillo (1.200 euros) fue para Juan Manuel Campos Guisado.

El ganador del certamen posa con el cuadro y con las autoridades locales / Foto: Ayto. de Trillo

El jurado ha estado compuesto por los pintores Antonio Mollá, Francisco Javier Zorrilla, Mercedes Torres y Javier Bodega. A partir de las 17:00 horas todos los cuadros participantes quedaron expuestos en la Plaza Mayor para que los trillanos pudieran admirarlos. El fallo tenía lugar pasadas las siete de la tarde. Precisamente ha sido Bodega el encargado de conducir el acto de la entrega de premios.

La jornada acompañó

Precioso día de julio el que ha acogido este certamen de pintura contra el reloj en Trillo. Hasta setenta, venidos de lugares variopintos, pero principalmente de Madrid, acudían a la ribera del Tajo para reproducir algunos de los más bellos rincones del pueblo en la decimoprimera edición del. La participación, aunque ligeramente inferior que la del año pasado (con más de ochenta pintores) ha vuelto a seguir siendo muy elevada, como resulta habitual en esta cita, una de las de más nutrida participación de la provincia.

De entre los setenta cuadros, ocho compitieron en la categoría de acuarela –más que en otras ocasiones-, dos en la categoría juvenil y cuatro en la de infantil.

La mañana respetó a los pintores. A las doce del mediodía la temperatura no pasaba de los 25 grados. El mercurio no superó los treinta hasta pasadas las dos de la tarde. La fisonomía y orografía del pueblo, recostado sobre el Tajo pero con elevaciones sobre sus orillas, le da a los pintores una gran variedad de perspectivas, si bien la gran mayoría se ha decidido por motivos acuáticos, en una localidad conocida por la cascada del río Cifuentes, que precisamente aquí se encuentra con el Tajo, motivo escogido por el ganador.

La visión de los pintores

El pintor madrileño Pedro de Miguel elegía un rincón fresco en la desembocadura del Cifuentes. La de hoy ha sido su segunda participación en el certamen trillano. “Me gustan los reflejos sobre el agua del río, las luces y las sombras del Puente, que he llevado a mi terreno, a medio camino entre la abstracción y la figuración”, comentaba esta mañana. Muy cerca de él estaba Rafael Sánchez, también en el parque infantil de La Tajonada. Se enteró del concurso a través de internet y de las webs de referencia en el sector. En su cuadro Uno de los artistas pinta un paisaje urbano en Trillo / Foto: Ayto. de Trillo.mezclaba acrílico y óleo. “No conocía el pueblo, y me ha gustado mucho. Es la primera vez que me presento a un concurso de este tipo. He venido a pasar el día con mi familia de una manera distinta, y a probar suerte”. Mientras pintaba, sus hijos jugaban en el parque.

Pablo Rubén López, de Griñón, en Madrid, regresó a sacarle los colores a Trillo después de haber participado en uno de los primeros concursos organizados en la localidad. Se dedica profesionalmente a la pintura, y tenía la intención de hacerse con algún premio. “Me gusta pintar el agua. Aunque hace sol, estamos muy a gusto aquí a la vera del río”, decía.  Acostumbrado a retratar con un ojo puesto en el reloj, se sentía cómodo: “no me condiciona demasiado el hecho de tener que terminar el cuadro en unas pocas horas”, añadía. Lo consiguió. Su perspectiva del Puente de Trillo se ha llevado el primer premio de acuarela.

Otro madrileño, Alfonso González Arauzo, se ha decantado por unas fachadas encaladas, también en la calle de La Tajonada. “El agua es un tema muy manido. He elegido esta perspectiva por la cuesta y el contraste de la luz sobre el blanco”, decía. Arauzo, como firma en sus cuadros, tenía la intención de ganar alguno de los premios, “pero está difícil, hay mucha calidad”, aseguraba.

Juan García Calvete ya estuvo el año pasado retratando entonces la Fuente Nueva. Hoy ha elegido un paraje de La Isla. “He buscado algo representativo, y por eso estoy pintando el río y el puente”, afirmaba. No se dedica profesionalmente al arte, por lo que “con participar me vale”, afirmaba.

José Sánchez, de Madrid, empezó a reflejar en su lienzo las cascadas del Cifuentes, pero luego cambió de ubicación hasta el pie del río. Amablemente, explicaba su forma de hacer: “Primero mancho el cuadro, empezando por  las zonas oscuras, hasta que llego a las más claras. En mi caso, suelo tardar unas cinco horas en terminar”.

Claves para hacer un buen cuadro

Un lugar completamente diferente, con la torre de la iglesia como protagonista, había elegido la segoviana Marisol de Marcos. Pintaba por segunda vez en las calles de Trillo. En su caso, daba unas claves para que la acuarela fuera un éxito. “Es importante buscar un sitio con sombra. Hay que ser muy rápida dibujando, pensar deprisa y tener las ideas claras. Para plasmarlas sobre el cuadro, es importante la experiencia. La acuarela está en movimiento y hay que tener en cuenta cuando pintas lo rápido que seque. Si me queda bien, la acuarela debería parecerse a la idea que tengo en mi cabeza”, decía ya cerca de las dos de la tarde.

Miguel Angel Rodríguez, de Alovera, llevaba a cabo su segunda participación del año. Victoria Moreno, madrileña, fue de las  pocas que eligió un lugar elevado sobre el pueblo. El año pasado ya se llevó el primer premio de acuarela.

Juan Diego Oliva, de Madrid, se colocó junto a las cascadas del Cifuentes, de tal forma que su sonido le ha acompañado todo el día  para pintar uno de los puentes sobre el afluente. Es cincelador y pintor, su “segundo oficio”. Raúl Martín acudía a Trillo por primera vez. Eligió el motivo más típico del pueblo: la cascada del Cifuentes. “He pensado que sería difícil llevarme un premio, así que decidí que, si me tenía que llevar el cuadro a casa, fuera el que más me gusta, es decir, la cascada.  Me dedico a todo lo que tiene que ver con artes gráficas. Pinto cuadros, figuras, tatuajes… de todo”, explicaba esta mañana.

Juan José Catalá, se apostó en La Farola de Trillo para tener una buena panorámica del Tajo bajando camino de Entrepeñas. Su gorro, pañuelo y sudor, rebelaban claramente que, a veces, pintar puede ser un oficio muy duro. Y por último, Fernando García Medina, de Ciudad Real, repetía experiencia en Trillo. “Me gustan los certámenes de rápida. Vine en el año 2005. Me gusta el Tajo. No he podido volver por circunstancias, pero lo tenía pendiente. Hay agua por todos los sitios. El agua tiene aquí un color verde esmeralda que me atrae”, decía. Eligió la desembocadura del canal de la antigua fábrica de paños. Y eligió bien. Se llevó el segundo premio a Ciudad Real. 


Galería de escenas del Concurso de Pintura Rápida de Trillo / Fotos: Ayto. de Trillo.


 

GANADORES:

Primer Premio: 1.800 euros. Sergio del Amo Saiz.

Segundo Premio: 1.500 euros. Fernando García Medina.

Tercer premio: 1.000 euros. Isabel Martínez Calzado.

Premio Central Nuclear de Trillo: 1.200 euros. Juan Manuel Campos Guisado.

Premio Cantería LEDESMA: 400 euros. Iker Mugarra San Martín.

Premio Chiringuito CASA DAVID: 400 euros. Jaime Calvo Izquierdo.

Premio Construcciones ASYCAR: 400 euros. Laura Villaroya Sanahuja.

Premio Balneario Carlos III: Un fin de semana para dos personas en régimen de pensión completa en el balneario de Trillo, que podrá disfrutarse hasta el 30 de Noviembre de 2012. Irene Cuadrado Hernández.

Primer Premio Acuarela: 800 euros. Pablo Rubén López Sanz.

Segundo Premio Acuarela: 400 euros. José Manuel Núñez Millán.

Premio Juvenil: 350 euros. Optarán a este premio jóvenes de entre 13 y 17 años, ambas edades incluidas. Amanda Salcedo Triano.

Premio Infantil: 150 euros en material de dibujo y pintura. Podrán tomar parte niños de hasta 12 años (inclusive), siendo libre, tanto los materiales como la técnica. Celia Peinado Alcalá. 

 

Artículos Relacionados