Los ¿dulces? sueños de Patricia Dubreuil

La artista expone su ‘Vivir es soñar’ con nuevas obras y ejemplos de su incorporación de tratamiento digital a las imágenes. • La inauguración ha supuesto para ella el reencuentro con profesores y el lugar donde estudió.  La creadora propone “una mirada infantil, positiva, de un mundo que puede cambiar, ser mejor y más divertido”.


Den la lengua más mordaz a la más bella de las mariposas. Pongan todo el atrevimiento, el desparpajo y la capacidad de replantearlo todo en boca de la más inocente de las criaturas y tendrán a algunos de los habituales personajes del universo de Patricia Dubreuil, una artista que esconde un mensaje aplastante detrás de unos trazos delicados, aparentemente infantiles, sacados de un apacible sueño. A veces hay una mirada nostálgica, otras una rebeldía muy saludable, casi siempre la búsqueda de una sonrisa o de un gesto conmovido enviado por un ángel que vive en la parra. O en la rama de un árbol, o en un tejado... o en las nubes.

La artista guadalajareña ha regresado esta mañana a la que fue su casa, la Escuela de Arte, para abrir de par en par las puertas de la sala de exposiciones con la colección ‘Vivir es soñar’, en la que está la esencia de su trabajo artístico, pero con algunas novedades. También hay artículos con sus diseños como camafeos, cuadernos, marcapáginas o chapas.

Se trata en conjunto de 35 obras, algunas ya colgadas en otras exposiciones de la Biblioteca de Alovera, la librería Árbol Rojo o Temple Bar, aunque sus habituales también encontrarán piezas “totalmente nuevas” porque conforme dibuja incluye o descarta “otras que quedan pobres”.

“En esta muestra he puesto toda la carne en el asador”, confiesa divertida la joven artista, que explica que hay obras de mayor tamaño que en otras exposiciones y que en alguna de las nuevas se puede observar la incorporación de la técnica digital para el tratamiento de las imágenes.

Vuelta a casa

Nacida en Comillas en 1988, Patri Dubre (como también se la conoce) estudió en 2006 el Bachiller de Artes en la Escuela guadalajareña y posteriormente cursó también allí el Ciclo Superior de Gráfica Publicitaria. Se trata de su primera exposición en la Escuela, animada por el colectivo artístico El Calamar Gigante y por el profesor José Luis Espinosa.

La muestra ha sido inaugurada hoy por la artista en compañía de la directora, Manuela Sánchez Céspedes, y el profesor de diseño José Luis Espinosa. Ha sido una situación emotiva para la creadora alcarreña: “Estoy emocionada todavía”, ha confesado horas después. “Me hacía mucha ilusión volver, era como el anuncio del turrón -vuelve a casa vuelve-; sabía que me iba a reencontrar con profesores y compañeros, y así ha sido”.

Además, admite que exponer en una casa de futuros artistas introduce un plus de responsabilidad: “Me daba un poco de respeto... pensaba que tanto los alumnos como los profes iban a 'valorar' mi trabajo como cuando estábamos en clase; pero no ha sido así, todo han sido felicitaciones y recuerdos de cuando me despistaba en clase dibujando”, explica con buen humor. Pero confiesa que “cuando los visitantes son tan expertos en diseño, arte, dibujo...uno se hace un poco pequeñito”.

Habitual de los círculos artísticos

Dubreuil se ha convertido en los últimos tiempos en una de las firmas habituales en los círculos artísticos de la ciudad, especialmente entre los ambientes más frescos y juveniles. Además de ilustradora de cuentos (por cierto, tiene una propuesta firmada con su compañera María Martín para algún editor interesado) ha ilustrado ya blogs como El viento sopla o el cuaderno del periodista alcarreño Rafa González ‘Pequeños sueños gravemente heridos’ y colaboró en la sección de maquetación del entonces diario Nueva Alcarria.

La artista considera que “hay muchísimo talento en Guadalajara” y que “la frase ‘ingenio en tiempos de crisis’ lo define perfectamente” en los momentos que vivimos. Alaba la tarea que están llevando a cabo algunos colectivos como “las chicas de El Calamar Gigante” o locales que “se están volcando con la cultura” y difundiendo diversas disciplinas artísticas, desde la pintura y el grabado hasta Cuentacuentos y títeres. “Además, hay artistas de la provincia que están triunfando ya”, y cita el nombre del diseñador de moda Xoan López, que supone para los recién llegados “un ejemplo a seguir”.

La artista

Le pedimos a Patri Dubre que se defina a sí misma, asunto algo complejo para quien está más habituada a decir las cosas con el lapicero que a viva voz. Pese a todo, reflexiona y se explica a las mil maravillas: “Se trata de una colección de... 'sueños hechos dibujo'. El espectador se va a encontrar un montón de ilustraciones que salen desde dentro; plasmo en ellas sentimientos (y sueños, sobre todo sueños), conversaciones con amigos, ilusiones y hasta locuras que se me pasan por la cabeza”. Todo ello con algunos propósitos muy decentes: “Busco divertir al visitante y si puede ser, sacarle una sonrisa o alegrarle el día”.

Dubreuil dibuja desde que era niña y confiesa que su “mejor juguete” fue siempre “un papel y unos lápices”. Admite que “en parte” sigue manteniendo una “mirada infantil, positiva, de un mundo que puede cambiar, ser mejor, más divertido y más bonito”.
Aunque no tiene una formación específica en ilustración, considera que en este mundo “es igual de importante la formación como el estilo y lo que transmitan los dibujos” y, en ese sentido, no cesa en su empeño de invadir los sueños de quien se enfrenta a su obra: “En mi trabajo, ya sea por las formas o las frases que consigo transmitir, plasmar esa parte alegre de la vida, a veces con ironía, otras simplemente con frases positivas; intento hacer que la gente sueñe y persiga los sueños, como yo hago; que no se dejen vencer por los obstáculos, ni por los miedos”. Porque un lema preside toda su obra: “al final, somos lo que soñamos”.

Su exposición podrá visitarse durante lo que queda de mes en la Escuela de Arte en horario de lectivo, entre las 8:30 y las 15:15 horas. Pero tengan cuidado: los sueños de Patricia Dubreuil no siempre son tan dulces como aparentan.


Galería de la inauguración en la Escuela de Arte:

{gallery}galerias/patricia-dubreuil-escuelaarte{/gallery}