Moderno e Infantado deben pasar la 'ITV'

El Teatro Moderno-Ateneo (1940) tendrá que pasar este año la ITV de edificios que marca la nueva ordenanza Municipal Reguladora de la Inspección Técnica de Edificios de Guadalajara. Es uno de los 140 edificios catalogados, que figuran en la lista del Ayuntamiento, junto al Infantado (1483)  o el Cine Imperio (1900).• La mayoría de afectados superan el medio siglo de antigüedad.


El Palacio del Infantado, datado de 1483, es el edificio que encabeza la lista de los inmuebles que, con más de medio siglo de antigüedad, deben pasar la inspección técnica a la que obliga una nueva ordenanza municipal. La mayoría data de 1900 y 1940. 

Entre los edificios catalogados que también tendrán que pasar esta inspección se encuentran, según esta lista, el Teatro Moderno-Ateneo, que data de 1940, el Palacio de Condes de Coruña (1900), la iglesia de San Nicolás (1900), de San Ginés (1557) la iglesia de la Piedad (1900), la capilla Luis de Lucena (1540), la Concatedral de Santa María (1600), la Ermita de San Roque (1800), el Palacio de La Cotilla (1850), el Panteón de la Duquesa de Sevillano (1800), el Palacio de los Mendoza (1900), la Prisión Provincial, el Torreón del Alamín, el Santuario de la Antigua o el Palacio de Dávalos que acoge la Biblioteca Pública –los cuatro datan de 1900) o la Fábrica Hispano Suiza (1910).

También figuran otros edificios emblemáticos de la ciudad, como las naves del Matadero (1930), que se están rehabilitando actualmente como Museo Francisco Sobrino, el propio Ayuntamiento (1930), el cuartel del Henares (1940), que será reformado en un Centro de Familia, o la estación de ferrocarril (1940), además de la Subdelegación del Gobierno, el Palacio de la Diputación Provincial (1982) o la Audiencia Provincial (1953) y la plaza de toros de las Cruces (1957). 

La antigua fábrica de harinas de la calle Jaraba (1989), el Palacio de los Condes de Montemar en la calle Mayor (1980) o el Palacio Vizcondesa de Jorbalán (1993) se suman a esta lista, que se extiende a los barrios anexionados, por ejemplo en Iriépal, donde se ubican Villaflores y la ermita de la Soledad o el centro cultural El Lavadero. También el edificio del Banco de España, remodelado en 2009, debe pasar esta especie de ITV para edificios. 

En el caso de que los propietarios de estos edificios no presenten informes u órdenes de ejecución de obras en el tiempo que prevé esta ordenanza podrán ser multados con una sanción económica que oscila entre 600 y 6.000 euros. Además, “en ningún caso podrá suponer un beneficio económico para el infractor por lo que, en dicho supuesto, se incrementará la cuantía de la multa hasta alcanzar el montante del beneficio económico obtenido y se atribuirá al Ayuntamiento en concepto de indemnización”, dicta la ordenanza.

Artículos Relacionados